Politics

Al trullo: 4 años de cárcel por quemar Barcelona en la violencia lazi de 2019

La justícia desconcerta la delinqüència nacionalista.

En septiembre de 2018 racisTorra va explicar el nou fullderruta del separatisme: “cal crear un nou moment”“cal crear un nou primer d’octubre”, “sortir al carrer contra la repressió”, “movilización multitudinaria”, “marcha por los derechos civiles y sociales y nacionales”, “acciones continuadas”, porque “hemos aprendido que la república no se hace desde un despacho”. Hoy sabemos que para organizar este levantamiento continuado los partidos separatistas liderados por el Motxo montaron el Tsunami Democràtic, un chiringuito registrado en el mismo paraíso fiscal caribeño que otros tinglados de Puigdemont.

La “marxa”, dijo racisTorra, “empieza mañana” y se acaba “el día de las sentencias contra” los presuspolítics. Sentencias que debían ser absolutorias: “no aceptaré ninguna sentencia que no sea la libre absolución”, porque si no vendrá “más dolor, más conflicto, más represión”.

En octubre de 2019 llegó el día anunciado y estalló la Semana de Odio nacionalista. Aquest fou el balanç:

  • MARTES 15 de octubre: BARCELONA EN LLAMAS

  • MIÉRCOLES 16 de octubre: SIGUE LA BATALLA CAMPAL

  • JUEVES 17 de octubre: MÁS VIOLENCIA

  • VIERNES 18 de octubre: LA BATALLA DE URQUINAONA

  • SÁBADO 19 de octubre: LOS MADURITOS INTENTAN RETOMAR EL CONTROL.
    • Dolça Catalunya pide (lo cuenta bien La Vanguardia) a los dolços que envíen ramos y bombones a la Jefatura de Layetana, y ésta se llena de ramos de flores, bombones, champán, pizzas, galletas, rosarios y jamones de agradecimiento a la Policía Nacional por su heroica actuación del jueves. Miles de catalanes se acercan a felicitarles y aplaudirles, y los policías no pueden ocultar su emoción. Casi 200 ramos llegan desde el florista dolço de Valencia, que los trae en persona.
    • El nacionalismo intenta frenar la imagen de violencia de los días anteriores, y envía a bomberos y Sanitaris per la República a proteger a los CDRs de la malvada policía. No hace falta: Los CDRs están destrozados por la Batalla de Urquinaona y no tienen fuerzas para más. En la plaza solo hay 300 maduritos sentados cantando Boig per tu. Cuando aparece Rufián, es abucheado al grito de Botifler! Algo más arriba arden un par de barricadas. S’ha acabat.

¿Balance de la Semana de Odio? 565 heridos. 13 hospitalizados. 288 (el 51%) eran policías. Un Policía Nacional de la UIP Raya en estado muy grave, alcanzado en la cabeza por un proyectil que perforó el casco, actualmente de baja permanente. Dijeron que 4 violentos perdieron un ojo, y alguno un testículo. Hubo 194 detenidos; muy poco para lo que fue, pero ya sabemos que los Mossos tenían instrucciones de relajarse; 28 entraren a la garjola sense fiança. Se quemaron 1.044 contenedores, 358 cubos de basura y 180 papeleras, con un costo de 3,1€ millones en daños que pagarem els pepets i maries.

Ah, i les portades de la premsa internacional associant el separatisme amb «violence»«riots», etc., y enseñando a los CDRs como si fueran del ISIS. Estupendu. Así se veía Barcelona en llamas:

Què va passar amb els culpables?

Cuenta el diario lazi subvencionado Vilaweb que ahora -5 años después- la Audiencia de Barcelona ha condenado a un tal Oriol a 4 años y 1 mes de cárcel por delitos de desórdenes públicos y atentado contra la autoridad; la fiscalía pedía 8 años de cárcel.

Los jueces ven probado que el 15 de octubre de 2017 (al día siguiente de la sentencia del golpe de Estado lazi) Oriol -con pasamontañas- lanzó piedras y botellas contra la policía, levantó barricadas y prendió fuegos. Oriolet, pobre, ara plora i diu que ell havia anat amb els pares a la mani, que en un moment determinat es va amagar d’una càrrega policial, i llavors una furgo dels Mossos va aturar-se al seu costat i el va agafar. «No es passa bé perquè òbviament no vull acabar a la presó», dice el pobre angelito.

Oriol ha cambiado de abogados y ha fichado a los del Consell per la Re(ich)pública, a ver si le salvan del trullo.

Hiciste mucho daño, Oriol. Y aunque no eres Raskólnikov, la sombra te hará bien.

Dolça i justa Catalunya…

 



Categories: Pura raça, Terrorismo

Tags: Barcelona, Sentencia, Urquinaona

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.