Así ha sido el primer día en la madrasa

«Ideòlegs contractats pel Departament d’Educació per a impartir doctrina».

Això és lo que deia el Programa 2000 de nacionalistització filtrat el 1990 i elaborat pel govern Pujol de la Generalitat, cuyo objetivo era «la construcció de la plenitud nacional», que es el eufemismo de la secesión:

«Hoy disponemos de unas herramientas capitales para que el modelo cultural catalán  [volia dir nacionalista] pueda penetrar (en un proceso lento todavía, pero que tendremos que hacer definitivo, i, al mismo tiempo, permanentemente revisable) en el cuerpo social

    • La escuela, ahora en catalán y después plenamente catalana cuando pueda vehicular todos los contenidos socio-culturales catalanes.
    • Los medios de comunicación de masas, y especialmente los medios de comunicación públicos audiovisuales.
    • La socio-cultura (entidades, presencia cultural difusa…)»

Seguim llegint el pla secret de la Generalitat per nacionalistitzar-nos:

«La política de nacionalización (…) tenemos la presencia de todos los elementos necesarios para hacerla posible (…) el desarrollo del programa de ‘nacionalización’ en los campos que permiten la vehiculación y la vivencia de identidad: la educación/formación, los medios de comunicación, especialmente la imagen (television, cine, vídeo…)».

El «Àmbit d’actuació nº5» se llamaba «Ensenyament» y estaba en la página 15. Su primer objetivo era «impulsar el sentiment nacional català dels professors, pares i estudiants». Para ello se detallaban hasta 23 (y nos falta una página) «activitats fonamentals», como «exigir el correcto conocimiento de la lengua, la historia y la geografía de Cataluña y los Països Catalans (…) pla de formació permanent i de reciclatge del professorat que tenga en cuenta los intereses nacionales (…) catalanización de los programas de enseñanza (…) reorganizar el cuerpo de inspectores de forma que vigilen la correcta cumplimentación de la normativa sobre la catalanización de la enseñanza (…) incidir en las asociaciones de padres, aportando gente y dirigentes que tengan criterios nacionalistas», etc.

No cal glossa, però la fem: hace 40 años que la Generalitat ha convertido definitivamente la escuela en una madrasa de adoctrinamiento en la ideología nacionalista. La enseñanza en Cataluña es una asfixiante inmersión en nacionalismo catalán. Y todo con el beneplácito y la ayuda de los Gobiernos nacionales de PSOE y PP.

Ara tornen els nanos a l’escola, i també els professors. Como, Ivan Teruel, un gerundense nieto de andaluces, profesor de Secundaria. Así fue su primer día en la Madrasa:

«A ver si mañana tengo ganas de contar los motivos por los que he llegado asqueado a casa después de mi primer día en el instituto. Y, por cierto, y aquí no puedo contar demasiados detalles: la ofensiva contra el castellano es total, con ideólogos contratados por el Departamento de Educación para impartir doctrina a cualquier trabajador relacionado con la educación en Cataluña. Y la consigna principal es clara: prohibido hablar en español, porque es una falta de respeto para el interlocutor y, según el contexto, incluso degradante. Van a calzón quitado.

Ah, y no os digo la chulería con la que le dicen a todo el mundo que se van a pasar por el forro el 25 % en castellano. La chulería con la que dicen que el decreto anula una resolución judicial. Y esto último no ha ocurrido en mi centro. Tiene que ver con otras conversaciones que he tenido hoy con otra gente. Un asco. Cómo será la cosa que hoy, después de mucho tiempo sin planteármelo, me han entrado de nuevo ganas de largarme de Cataluña. Y no digo que ni siquiera sea una posibilidad. Solo que he vuelto a tener esa sensación de incredulidad ante lo que ocurre en la administración catalana y de frustración porque no hay nadie que les vaya a parar los pies.

Pero, insisto, qué chulería tan soberbia. Si es que ya funcionan como un Estado propio en muchos aspectos. Y es que tienen el control absoluto de todo. Yo digo que no puedo contar ciertos detalles que contaría muy gustoso porque puedo comprometer muy seriamente a otra gente. Si es que esto no es tan distinto a la omertà, en serio. Yo porque tengo plaza fija, porque, al final, soy funcionario del Estado, pero hay gente que se juega hasta el trabajo, porque es que los nacionalistas están en todas partes. En fin, supongo que mañana será otro día».

Se sabía desde hace al menos 32 años, y ninguna institución española ha hecho nada para evitarlo. Algo falla en el Sistema de la Transición, y es algo gordo, porque ha facilitado la construcción de nacioncitas dentro de España. ¿Lo corregiremos antes de que desmantele nuestra convivencia?

Dolça i madrassitzada Catalunya…



Categories: En la madrasa

Tags: inmersión lingüística, Iván Teruel, Programa 2000

Source link

Así ha sido el primer día en la madrasa

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top