Politics

Calor, covid… España ignora por qué triplica el exceso de mortalidad de Europa

Publicado

Actualizado

En 2022 han muerto 30.479 personas más de lo que estaba previsto. Así lo refleja el último informe del sistema MoMo, que analiza la mortalidad notificada, observada, esperada y atribuible a la temperatura. De todos los decesos, 5.739 han fallecido a causa del calor, por lo que hay 24.740 individuos que han perdido la vida por encima de la previsión sin una causa conocida en los primeros ocho meses del año.

Para poner los datos de mortalidad en contexto, 68.172 personas fallecieron de más en 2020, cuando el coronavirus todavía seguía haciendo fuertes estragos en la población española. Pero en 2021, con la enfermedad haciendo mucho más daño que ahora, hubo un desfase menor: fallecieron 24.490 personas más de las estimadas en los 12 meses del año.

Vozpópuli ha consultado a diversos demógrafos, pero ninguno de ellos ha querido lanzarse a la piscina de la hipótesis. Diego Ramiro, investigador científico del CSIC, cuenta a este diario que faltan los datos sobre la causa de la muerte y la edad del fallecido, así como un análisis más detallado. De esta forma, hasta que esta información sea publicada, es imposible conocer por qué en 2022 han fallecido casi 25.000 personas más de las previstas.

De momento, se pueden extraer varias hipótesis sobre este desfase que refleja el MoMo, aunque ninguna de ellas es concluyente. Por ejemplo, las listas de espera de los hospitales españoles cerraron en 2021 con cifras históricas: 775.000 personas en la cola para algún tipo de intervención. Más que nunca. Por tanto, parte de estas muertes podrían deberse a que durante la pandemia se retrasaron operaciones e intervenciones médicas a pacientes enfermos, provocando que algunos de ellos terminaran falleciendo.

A ello hay que añadir que los tiempos de respuesta de los servicios de emergencia han aumentado desde el comienzo de la pandemia, algo que los propios sanitarios han denunciado en diversas ocasiones. Eso les impide, en ocasiones, llegar a tiempo para salvar la vida a una persona que corre el riesgo de morir.

Estas dos hipótesis se uniría a una tercera: nuestra población se encuentra más envejecida que nunca. La tendencia es que en España cada vez mueran más personas. Pero esta teoría pierde peso si tenemos en cuenta que la edad media de los españoles en 2021 era similar a la de este año y, sin embargo, fallecieron menos personas.

¿Qué es lo que sucede? Probablemente, todos estos factores se sumen entre sí para generar estas cifras tan llamativas, pero esto es algo que tampoco se puede determinar con total seguridad, dado que falta por saber datos exactos imprescindibles para obtener conclusiones.

Cuando se publiquen los datos desgranados por enfermedad, sí será posible realizar una hipótesis más certera para identificar donde está el problema. Hasta entonces, España desconocerá por qué ha habido un exceso de fallecidos y los demógrafos no podrán estudiar lo que ha sucedido.

Más muertes por calor

Lo cierto es que el porcentaje de fallecidos por las altas temperaturas ha sido superior este año respecto a los anteriores: solo en 2022 han perdido la vida más personas por el calor que en los últimos dos años juntos. De hecho, casi cuadriplica ya la media de los últimos cinco años, por lo que es un factor de riesgo que cada vez hay que tener más en cuenta.

Pese a ello, supone una sexta parte del exceso de fallecidos producidos este año. Podemos poner el ojo en Reino Unido, donde sí poseen una estadística que muestra los distintos casos de muerte y donde se ha vivido una situación similar, aunque menos llamativa que la de España.

Las cifras allí son claras: en Reino Unido, entre el 11 de junio y el 5 de agosto, la mayor parte del exceso de fallecidos lo han producido enfermedades circulatorias: 28.230 totales, 3.663 de exceso, en los que tan solo un 25% de los casos dio positivo en coronavirus. Algo similar sucede con la diabetes, con 1.500 fallecidos más de los esperados en los que una quinta parte luchaba contra este virus. Los fallos cardiacos también representan un importante porcentaje: 2.117 más de los esperados, siendo tan solo una séptima parte del total enfermos por coronavirus.

Es decir, que aunque la Covid ha hecho que las cifras crezcan, estas no tienen una importante representatividad dentro del monto total, por lo que las causas tienen poco que ver con la enfermedad que tanto nos ha preocupado desde 2020. O, al menos, así es en Reino Unido.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.