Politics

Corsino | Ideal

TOMÁS ONDARRA

Era de un pueblo aragonés y de familia agricultora. Tenía cara y tamaño de caballo percherón feo

Conocí a Corsino porque hicimos la mili juntos. Fue en 1983 en la caja de reclutas de Barcelona, habilitada en un caserón (antiguo convento y hoy museo del chocolate) situado al final de la calle Princesa, cerca de Las Ramblas. Éramos una pequeña guarnición, por fortuna bajo escasa disciplina militar, dedicada a un vasto trabajo burocrático y

logo-correo-on2.svg

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close