Politics

Cuando los nacionalistas quisieron convertir Cataluña en la Ucrania de España

Lo que Putin ens va fer durant el prusés.

Víctor Terradellas Maré fue responsable de Relaciones Internacionales de Convergencia, presidente y fundador de CATmón (afín a CDC) y editor de la revista Catalan International View. Artur Mas presentaba sus conferencias y la prensa del Règim lo consideraba el gurú que lograría que medio mundo reconociera la reichpubliqueta. Según dicen los lazis, tuvo “un paper decisiu en la resolució que va portar a la investidura de Carles Puigdemont”En septiembre de 2016 proclamaba que Las cancillerías de todo el mundo empezarán a presionar al gobierno español para una solución definitiva y pactada como un referéndum acordado y vinculante. Yo soy muy optimista”. I força gil-i-poies (amb perdó), amic Víctor.

Este era el estupefaciente plan de la Generalitat para la DUI con la ayuda rusa:

  • Terradellas viajó a Moscú para entrevistarse 3 veces con el exdiputado Sierguiéi Markov en otoño de 2017, justo antes de la DUI: “Me plantearon que Rusia pudiera apoyar la independencia de Cataluña. Y que a cambio Cataluña podría decir que Crimea es parte de Rusia. Yo les dije que nosotros no necesitamos ese reconocimiento”.
  • El miércoles 25-10-17, a las puertas de la DUI del viernes 27, desde el teléfono de Terradellas se envió un whatsapp al Motxo: “President, soy Miquel. Estamos reunidos Víctor y yo con esa gente. En 24 horas nos contestan. Además mirarán: 1. Que China diga también lo suyo. 2. Que viernes antes de hacer nada, hagas videoconferencia con PU [la policía nacional cree que se trata de Putin]”.
  • El jueves 26 de octubre, día anterior a la DUI del Motxo (Catxondència). Terradellas envía un wasap al Motxo: “A las 17 horas venía el emisario de Putin. Estamos en la puerta del Palacio. Nos debes recibir, nos has de recibir”. Parece que Terradellas fue de los que evitó que el Motxo convocara elecciones autonómicas y proclamara la Catxondència. Y parece que el emisario era un estafador catalán, Jordi Sardá.

S’imagina, oi? “Motxo, que ja arriba el Putin. Estic reunit amb el seu portaveu que parla català amb accent de Súria. Abans de fer la DUI fes un facetime amb el Putin, i la Xina després, que t’estan esperant!”. Ja ja ja! ¿Se puede ser más idiota? Pues sí. Miri, miri:

  • Terradellas escribió una carta manuscrita dirigida a Zhirinovski invitándole a asistir a la DUI: “Apreciado Vladímir Vólfovich, le invitamos mañana a asistir a la sesión del Parlament donde se declara la República de Cataluña”.
  • El juez cree que Vladímir Zhirinovski, el líder de los ultras populistas y xenófobos de Rusia,  fue el intermediario en la trama rusa de apoyo al golpe.
  • Zhirinovski ha ofrecido asilo al Motxo“Si quiere puede venir a Moscú, que venga. Puede vivir como quiera, puede dar clases sobre la Historia europea”.

Agente Terradellas, nombre clave «0,1714»

Y como todo esto da risa pero es muy serio, la Audiencia Nacional y el juzgado n.1 de Barcelona investigan la presencia de un grupo militar de élite ruso, la Unidad 29155 (les darreres 3 xifres són profètiques) vinculada a maniobras de desestabilización de Europa, intentos de golpes de Estado y asesinatos. Estas son las hipótesis:

  • El espía Dienis Sierguiéyev, del GRU, apareció en Barcelona días antes del 1-O-17 para el Buti2.
  • Bots de la inteligencia militar rusa difundieron el separatismo en las redes.
  • Hackers rusos colaboraron con Tsunami Democràtic.
  • Espías rusos enviados bajo identidad de periodistas en las fechas del golpe de Estado.
  • Transferencias millonarias de 2 bancos rusos a Cataluña, a través del ING, ABN AMRO y Danske Bank.

Alay, agent 0,155

Pero parece que la trama rusa siguió después del golpe de Estado de octubre de 2017. En septiembre de 2021 el New York Times publicó un imprescindible reportaje de investigación que nos da nuevos datos. Allí adquiere relevancia otro sacamantecas del prusés, Josep Lluis Alay Rodríguez (sisplau conspiri al catalanitzador de cognoms amb la seva família materna). Alay es uno de los que fue detenido con el Motxo en la gasolinera del Patito Azul en Alemania, y lleva lo de llepasubvens en la sangre: va llepar a l’ajuntament de Barcelona durant el batllessat d’en Xavier Trias, escriu al diari subvencionat Ara i va ser Comisionado o Director de Relaciones Internacionales de la Diputación de Barcelona. De Alay Rodríguez dependía la Dirección de Relaciones Internacionales, la Oficina de Europa y la Oficina de Cooperación al Desarrollo de la Diputación que paguem tots. Ahora parece que revolotea en la corte del Motxo.

Això ens explica en New York Times, basándose en un «reporte de inteligencia europeo» de 10 páginas elaborado en junio de 2020, y en más de 700 páginas de mensajes intercambiados por Alay y sus interlocutores:

  • Alay se reunió con funcionarios rusos «involucrados en lo que se ha conocido como la guerra híbrida del Kremlin contra Occidente. Se trata de una estrategia de varias capas que emplea propaganda y desinformación, financiamiento secreto y movimientos políticos desestabilizadores, ataques informáticos y fugas de información (…) y “medidas activas” como asesinatos a sueldo para erosionar la estabilidad de los adversarios de Moscú».
  • Alay viajó a Rusia en marzo y junio de 2019 para «buscar asistencia técnica y financiera de Rusia para la creación de sectores bancario, energético y de telecomunicaciones separados de España».

Sasha Dmitrenko, agent 003%

  • A Alay le acompañó el empresario ruso Alexander Dmitrenko, separatista catalán, casado con una catalana y residente en Barcelona desde 2004. Dmitrenko es representante en Rusia de la Cámara de Comercio de Barcelona, dirigida por el fanático nacionalista Joan Canadell. Según la inteligencia, Dmitrenko «“recibe misiones” de los servicios de inteligencia rusa y también “realiza distintas labores” para líderes del crimen organizado ruso». Dmitrenko publicó un vídeo diciendo que todo es una «intoxicación» de «mitjans espanyols i internacionals».
  • Alay y Dmitrenko «se reunieron con varios oficiales de inteligencia en activo, así como con Oleg V. Syromolotov, un exdirector de contrainteligencia del Servicio de Seguridad Federal», el FSB, denominación actual del KGB. Alay se vio también con Yevgeny Primakov, nieto de un famoso espía de la KGB y director de una oficina cultural que es tapadera del espionaje ruso.
  • Alay contactó en Rusia con Andrei Bezrúkov y su mujer Yelena Vavilova, espías rusos condecorados. A ambos les pillaron espiando en EEUU bajo los nombres encubiertos de Donald Heathfield y Tracey Foley. Su historia inspiró la serie de TV «The Americans». De ahí uno de los mensajes de Alay: «Estamos trabajando para The Americans”. La tapadera de Alay para estos contactos fue la traducción del libro de memorias de la mujer.
  • Alay, Dmitrenko y Gonzalo Boye (ex-etarra y ahora abogado ultranacionalista de Puigdemont), contactaron con Vasili Jristóforov, «un líder de un violento grupo criminal ruso, como parte de un intento por establecer un conducto secreto de dinero« para financiar actividades independentistas. Jristóforov está buscado en España y otros países europeos por actividades criminales.
  • Poco después de los viajes de Alay a Rusia apareció el grupo violento Tsunami Democràtic«Alay acudió a una reunión en Ginebra, donde él y otros activistas independentistas ultimaron los planes para dar a conocer Tsunami Democràtic».
  • En octubre de 2019, 3 días después de la ocupación del aeropuerto de Barcelona por Tsunami Democràtic, 2 rusos volaron de Moscú a Barcelona. Uno de ellos era Sergei Sumin, «identificado en el reporte de inteligencia como un coronel del Servicio Federal de Protección de Rusia. El otro era Artyom Lukoyanov, hijo adoptivo de un alto consejero de Putin» e involucrado en el apoyo a los separatistas de Ucrania oriental»Alay y Dmitrenko se reunieron con los 2 rusos en Barcelona.

Pues así está el patio: el equipo de Puigdemont metiendo al KGB, espías y crimen organizado ruso en Cataluña, buscando canales de financiación ilegal con delincuentes internacionales, y organizando movimientos violentos con la inteligencia rusa, en una operación para conseguir laindependència. En eso ha dado el experimento que inició Pujol en 1980.

Una historieta delirant, oi? I també uns quants crims contra la seguretat nacional, és clar. A por ellos, señores jueces, fiscales, partidos políticos, guardia civil i espanyols tots. Que se vayan a Moscú.

Ah, y Rusia que pida perdón. Au gospodín Putin, vostè el primer.

Dolça i violada Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: Josep Lluís Alay, Rusia, Víctor Terradellas



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close