Politics

Cuba en la encrucijada de los nuevos actores económicos – Rebelion

La aprobación de solicitudes en los últimos seis meses para
constituir nuevos actores económicos –micro, pequeñas y medianas
empresas (mipymes) y cooperativas no agropecuarias (CNA)–, creció de
forma exponencial en Cuba. Con ello, llega una interrogante: ¿crecerán a
similar velocidad los bienes y servicios?

La pregunta resulta difícil de responder en el contexto de la
economía nacional, con un mercado mayorista insuficiente –en moneda
local y en otras libremente convertibles–, y compras que deben hacerse
en el exterior, en moneda extranjera, entre otros factores.

También es importante tener en cuenta otros elementos. Datos del
Ministerio de Economía y Planificación indican que de las 2.756 mipymes
autorizadas hasta el cierre de marzo del presente año, el 57 por ciento
corresponde a la reconversión de emprendimientos de trabajadores por
cuenta propia, mientras el 43 por ciento son negocios de nueva creación.

Esto significa que, aunque las reconversiones implicarían un mayor nivel de actividad, se trata de algo que ya funcionaba, en tanto, lo nuevo deberá ser visible de cara al público, que espera ansioso.

Por otra parte, vale destacar que el occidente del país mantiene la
mayor concentración de este tipo de actores económicos, seguido del
oriente y luego del centro. Valdría la pena, como recomiendan los
especialistas, crear incentivos locales en materia de impuestos para
motivar la creación de nuevas formas de gestión, por el bien de la
economía y la generación de empleo.

Una parte importante de las nuevas empresas privadas se dedican a los
servicios. Por ejemplo, gastronomía: 286; servicios de construcción:
272; reparaciones varias (equipos electrónicos, ordenadores, relojes,
equipos de refrigeración, maquinaria, equipos de bombeo, entre otros):
92; programación informática: 78; transportación de pasajeros y carga:
38.

En el caso de la producción, destacan las empresas de materiales de
la construcción (145), seguidas de otras dedicadas a la fabricación de
artículos de plástico, madera, metales, caucho, jabones y detergentes,
así como equipos y maquinaria.

Una de las prioridades del país, la producción de alimentos, está
representada en negocios de elaboración y conservación de carne,
incluido el pescado (45), conservación de frutas, legumbres u hortalizas
(109), producción de lácteos (41) y producción de miel, productos de la
colmena (5), acuicultura (11, en agua dulce y marina), entre otros.

Panorama estatal sombrío

El grueso de las nuevas figuras económicas, cuya arrancada comenzó a finales de septiembre del pasado año, se concentra en las mipymes privadas (2.662), con apenas 51 estatales, en medio de un permanente llamado de las autoridades a fortalecer la empresa estatal socialista como el principal sujeto económico del modelo cubano.

El sector empresarial estatal se mueve en un contexto incierto:
recursos limitados, inflación, pérdidas, viejas ataduras de la
verticalidad que impiden aprovechar las medidas que flexibilizan la
gestión. Falta conocimiento de lo que puede o no hacerse y –hay que
admitirlo–, existe temor a equivocarse, entre otras causas.

“Por mucho que aporten las mipymes, solas no podrán halar la
economía. Las grandes industrias y los mayores recursos están en el
sector estatal”, consideró un profesional del sector bancario.

Datos oficiales indican que, si bien al cierre de enero del 2022 el
sector estatal sobrepasaba las cifras proyectadas en ventas y utilidades
y las exportaciones se acercaban a lo previsto, 446 empresas del
sistema empresarial estatal terminaron el mes con pérdidas, del total de
457 entidades que cerraron con números rojos.

Según reveló el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil,
el 93 por ciento de las empresas estatales que cerraron con pérdidas en
el primer mes del año se concentran en la agricultura, la industria
azucarera, la industria alimentaria, la construcción, el transporte y
las empresas de subordinación local.

Retos para el sector privado

Economistas de la nación caribeña hacen propuestas para que los
llamados nuevos actores económicos puedan acercarse a lo que la
ciudadanía espera de ellos.

En declaraciones a la prensa local, Silvia Odriozola, decana de la
Facultad de Economía de la Universidad de La Habana, consideró como el
mayor desafío que las nuevas entidades funcionen como hilos
independientes y se articulen con los sectores en función de intereses
colectivos del país.

La académica alertó que los elevados impuestos establecidos para las
mipymes pueden ser contraproducentes con el diseño creado y que, si la
tasa impositiva sube en exceso, a muchas de esas formas productivas no
les dará la cuenta y saldrán del mercado, por lo que quedarían solo las
más fuertes, lo que generaría concentración de la riqueza.

Al respecto, aconsejó descentralizar y flexibilizar el sistema
tributario a nivel local, además de alinear los intereses privados con
los de la localidad y el país; diseñar incentivos que los conecte con
fines sociales, ambientales, de generación de empleo equitativo, entre
otros.

Según el economista Omar Everleny Pérez Villanueva ,“si el Estado ha
obrado con cierto pragmatismo y permitido las mipymes en esta coyuntura
adversa, el ‘ahora sí’ debe venir acompañado de otras decisiones que aún
lastran el aprovechamiento óptimo del potencial de ese tipo de
negocios”.

Aunque se crean nuevos agentes, como prefiere llamarlos el también economista Juan Triana, no todos los caminos están allanados.

En enero pasado, en una de sus columnas, Triana expresó: “Cuba
cambió, su estructura de propiedad está cambiando, más de 1.600 mipymes
existen hoy y probablemente existirán más de 3.000 en unos meses, ¿acaso
no se necesita una nueva ley de inversión extranjera?”.

La constitución y el desarrollo de los nuevos actores-agentes
económicos, como parte de un proceso que crece, y como toda obra en
construcción, necesitará correcciones y adecuaciones. Al respecto,
podría considerarse como buen punto de partida las sugerencias y alertas
de especialistas.

Ruta de las mipymes cubanas en fechas

10 de abril de 2019:
La Constitución de la República de Cuba, proclamada este día en sesión
extraordinaria del parlamento unicameral, reconoce en su artículo 22,
inciso D, la propiedad privada sobre determinados medios de producción
por personas naturales o jurídicas cubanas o extranjeras, con un papel
complementario en la economía.

8 de abril de 2021:
El VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba aprueba la actualización
de la conceptualización del modelo económico y social de desarrollo
socialista, reconoce la propiedad privada sobre los medios de producción
y da luz verde a las personas naturales cubanas a crear micro, pequeñas
y medianas empresas privadas, que son reconocidas como personas
jurídicas.

2 de junio: Medios
de prensa anuncian que el Consejo de Ministros aprobó el
perfeccionamiento de los actores de la economía, que incluye a la
empresa estatal socialista, las cooperativas no agropecuarias (CNA), las
micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) y al trabajo por cuenta
propia, convocados todos a impulsar el desarrollo de la nación.

El primer ministro, Manuel Marrero, ratifica a la empresa estatal
como el sujeto principal de la economía y afirma que ampliar la gestión
no estatal tiene límites y no lleva a la privatización.

Para definir el área de actuación de las empresas privadas se toma como punto de partida el listado de actividades negativas ya aprobado para el trabajo por cuenta propia.

Se anuncia que inicialmente no incursionarían en algunas actividades
profesionales, incluyendo las que sí pueden realizar trabajadores por
cuenta propia (programador de equipos de cómputo, tenedor de libros,
traductores e intérpretes, veterinarios, diseñadores y ciertas
consultorías).

6 de agosto: El
Consejo de Estado aprueba decretos-leyes que dan luz verde a la
creación de mipymes y a la ampliación de las cooperativas y del trabajo
autónomo, para su posterior publicación en la Gaceta Oficial.

11 agosto: Meisi Bolaños, ministra de Finanzas y Precios, anuncia en espacio informativo Mesa Redonda
que el sistema impositivo para las mipymes al desarrollo local será del
uno por ciento, similar al resto de los actores económicos, para
fortalecer los presupuestos municipales.

Durante los dos primeros años, a las mipymes (reorientadas de formas
de gestión existentes o nuevas) se les exonera del pago de la
contribución territorial y deberán abonar el 35 por ciento del impuesto
sobre utilidades. Durante el primer año, se exonera a los socios del
pago de impuestos por los dividendos obtenidos.

13 de agosto: El
Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera aprueba la
posibilidad de establecer relaciones contractuales entre las entidades
con facultad para ejercer actividades de comercio exterior y las formas
de gestión no estatal, incluidas las mipymes.

16 de agosto:
El presidente Miguel Díaz-Canel visita el proyecto VéloCuba, en La
Habana Vieja, enfocado en el mantenimiento y reparación de bicicletas,
escuela de mecánica y renta de ciclos, y en el municipio Playa, el
proyecto Abdimensional, de fabricación digital a partir de impresiones
en 3D (tercera dimensión), que también debe transitar a una mipyme.

19 de agosto: La Gaceta Oficial
No.94 publica el paquete normativo sobre la constitución de las mipymes
y la ampliación de las CNA y el trabajo autónomo. Las mipymes pueden
ser estatales, privadas o mixtas. Pueden tener uno o más socios, tienen
personalidad jurídica y se clasifican según la cantidad de personas
ocupadas, incluidos socios y socias: micro (de una a 10 personas),
pequeña (11 a 35 personas) y mediana (de 36 a 100 personas).

Se publican las planillas de solicitud para la creación de mipymes y CNA en Cuba, en el sitio del Ministerio de Economía y Planificación.

29 de septiembre: Se
aprueban las primeras 35 mipymes: 32 privadas y tres estatales, en 11
de las 15 provincias. Del total, 13 son de producción de alimentos, seis
de manufactura, tres de reciclaje y otras tres incubadas en el Parque
Científico y Tecnológico de La Habana. 10 ya realizaban operaciones de
exportación y cinco pertenecían a proyectos de desarrollo local (PDL). 
Por su origen, 20 eran una reconversión de TCP y otras 15 eran de nueva
creación.

7 de octubre:
El Ministerio de Economía y Planificación aprueba otras 67 mipymes y las
dos primeras cooperativas no agropecuarias. A partir de este momento,
semanalmente, ese organismo continúa aprobando solicitudes de nuevos
actores económicos.

10 de octubre:
El pago de impuestos es uno de los temas que más preocupaciones causa
entre empresarios y emprendedores. De acuerdo con la nueva legislación,
las mipymes y CNA no pagan los tributos durante los primeros seis meses
después de haberse constituido, con excepción de las contribuciones a la
seguridad social. Si no son reconversiones de otras formas
organizativas como el trabajo por cuenta propia, la exención es por un
año.

En el caso de las mipymes se les exonera de la contribución al
desarrollo local los 2 primeros años de operaciones. La revista digital Cubahora ofrece datos claves sobre la carga tributaria de ambos actores económicos.

12 de octubre: El diario Granma
publica declaraciones de Alexander Brito, presidente de la Asociación
Nacional de Economistas y Contadores de Cuba en Cienfuegos, quien opina
que con las mipymes se enriquece el ecosistema económico de los
territorios a través de la irrupción de entes que ya tendrán una
relación horizontal.

27 de octubre:
El Ministerio de Economía y Planificación aprueba 280 nuevos agentes
económicos. Hasta ese momento, se da luz verde a 324 solicitudes, 307
mipymes privadas y ocho estatales, así como nueve cooperativas.
Repartidas por todas las provincias, 22 forman parte de PDL y 15
realizan desde antes exportaciones. Se prevé generen 4.468 empleos.

24 de noviembre:
El Ministerio de Economía y Planificación aprueba 385 nuevos actores,
hasta alcanzar un total de 718. De las mipymes, 686 son privadas y 16
estatales. Se suman 16 cooperativas. Del total de empresas, 25 ya
realizaban exportaciones. De acuerdo con estimados oficiales, estos
actores económicos deben generar de conjunto 11.012 nuevos puestos de
trabajo.

25 de noviembre: El periódico Trabajadores
anuncia la presentación en La Habana de la Financiera de Microcréditos
S.A., cuya misión es conceder a nuevos actores económicos estatales o no
préstamos en pesos cubanos (CUP) y en moneda libremente convertible
(MLC), para compras mayoristas en plaza, por un mínimo de 500 dólares y
un 6,5 por ciento de tasa de interés.

4 de diciembre de 2021:
El Ministerio de Economía y Planificación y el Grupo Empresarial de las
Industrias Biotecnológica y Farmacéutica de Cuba (BioCubaFarma) evalúan
las posibilidades de crear mipymes estatales en la industria
biofarmacéutica, que catalizarían el emprendimiento y los modelos de
negocios, con estructuras flexibles y dinámicas.

8 de diciembre:
El Ministerio de Economía y Planificación informa la recepción de 2.000
solicitudes y la aprobación de 1.014 nuevos actores o agentes
económicos, el 22 por ciento de las personas que aparecen como socios
son mujeres, predominan las pequeñas empresas, seguidas de las medianas y
las micro. Por edad de los/las socios/as: el 31 por ciento tiene 18-35
años, el 60 por ciento tiene 36-59 años y el nueve por ciento tiene 60
años o más.

15 de diciembre:
La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) comienza a brindar
servicios de telecomunicaciones a las micro, pequeñas y medianas
empresas.

Medios de noticias dan a conocer que Ayamis Losada, directora general
de Financiera Microcréditos S.A. anuncia el inicio las solicitudes para
el otorgamiento de microcréditos a los actores económicos que cumplan
con los requisitos.

30 de diciembre:
Hasta fines de ese mes se aprueban 570 nuevos actores económicos. Con
esto, suman 1.288 hasta el momento, de ellos, 1.242 son mipymes
privadas, 26 estatales y 20 cooperativas. En total, se estima que
generen 20.433 nuevos puestos de trabajo. De todos los aprobados, 76
forman parte de PDL,  32 ya realizaban exportaciones y ocho son empresas
incubadas en el Parque Científico y Tecnológico de La Habana.

5 de enero de 2022:
La economista Iliana Díaz opina que el régimen tributario para las
mipymes es inequitativo y representa una barrera para su
desenvolvimiento y aporte al crecimiento económico del país, pues
equipara los tipos de impuestos y tasas para las micro, pequeña o
mediana empresa a las de la empresa estatal, amparadas por el Estado.

6 de enero: El
Ministerio de Economía y Planificación abre convocatoria para la
presentación de solicitudes de creación de mipymes y CNA de servicios
gastronómicos.

23 de enero: Anuncian que en el sitio web de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei)
puede consultarse el boletín que recoge los actores económicos
estatales y no estatales, creados e inscrito en los registros públicos.

25 de enero: El
Ministerio de Economía y Planificación abre convocatoria para la
presentación de solicitudes de creación de mipymes y CNA en teneduría de
libros.

27 enero: Se
autorizan 421 nuevos actores económicos, que suman un total de 1.707. De
ellos, 23 son CNA y 1.684 mipymes (1.656 privadas y 28 estatales). El
58 por ciento son reconversiones de negocios preexistentes y el 42 por
ciento, nuevos emprendimientos. 84 forman parte de PLD, 34 tenían
exportaciones previas y nueve eran incubadas en el Parque Científico y
Tecnológico de La Habana. Se estima que generen 27.395 empleos.

14 de febrero: Fuentes
del Ministerio de Economía y Planificación revelan que, entre los 1.974
actores económicos, 1.900 son mipymes privadas, 47 estatales y 27 CNA.
Por actividad económica, 342 son de producción de alimentos, 586 otras
manufacturas y 1.046, de servicios.

Del total de socios, por sexo 21,1 por ciento son mujeres. Por edad
de los/las socios/as: 26,8 por ciento tiene 18-35 años, el 61,6 por
ciento tiene 36-59 años y 11,6 por ciento tiene 60 años o más.

23 de febrero: El
Ministerio deComercio Exterior e Inversión Extranjera aprueba tres
mipymes estatales para desarrollar actividades de comercio exterior con
las formas de gestión no estatal: Serlovem, Sociedad Unipersonal de
Responsabilidad Limitada (SURL), Agencia Importadora Caribe, SURL, e
Impexport, SURL.

24 de febrero: Hasta
fines de mes, el Ministerio de Economíay Planificación aprueba 470
solicitudes, con lo que el país acumula 2.177 nuevos actores económicos.
De las mipymes, 2.099 son privadas y 49 estatales, y 29 son
cooperativas. Se prevé que se generen 35.936 nuevas plazas.

14 de marzo: El
Ministerio de Economía y Planificación abre una nueva convocatoria para
la creación de mipymes y CNA en las actividades de alojamiento,
servicios de belleza y servicios de limpieza (incluye la general a
edificios, instalaciones industriales y paisajismo).

15 de marzo: Ante
numerosas solicitudes para cambiar el objeto social de mipymes y CNA,
el Ministerio de Economía y Planificación, decide iniciar proceso de
modificación, empezando por los más antiguos, que se realizará en
paralelo a la revisión de nuevas solicitudes.

27 de marzo: En
cuatro nuevos grupos, durante el mes se aprueban otros actores
económicos: 290 son mipymes privadas y dos estatales, además de 10 CNA.

31 de marzo: El
Ministerio de Economía y Planificación anuncia la aprobación de 142
solicitudes de actores económicos, de las cuales 139 son mipymes y tres
son CNA. Cuba acumula 2.756 nuevos actores económicos desde septiembre
de 2021. De las empresas, 2662 son privadas y 51 estatales. Hasta el
momento, se contabilizan 43 cooperativas. Se prevé que generen en total
45.097 puestos de trabajo.

Por su origen, el 57 por ciento son reconversiones de negocios preexistentes y el 43 por ciento corresponde a nuevos emprendimientos. De todas las empresas aprobadas, 103 forman parte de PDL, 34 realizaron exportaciones previas y 11 están incubadas en el Parque Científico y Tecnológico de La Habana.

Fuente: https://www.ipscuba.net/economia/cuba-en-la-encrucijada-de-los-nuevos-actores-economicos/



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close