Politics

Dalí, el fracaso del prusés y la Virgen de Fátima

La diada de Fàtima i la intrahistòria de Catalunya. 

Mayo de 1917. Hace 2,5 años que el mundo se destroza en una guerra mundial que dejará 11.000.000 muertos. Los políticos mueven sus ejércitos y los hombres mueren por centenares en las trincheras; tanques, aviones y gases químicos arrasan la tierra. Caen los imperios prusiano, austríaco, turco y ruso. Nuevas ideologías asuelan los corazones.

Lucía, Jacinta y Francisco son 3 pastorcitos analfabetos de Aljustrel, un villorrio perdido de Portugal. Mientras parece que el destino del mundo se decide en los campos de batalla y las cancillerías, los 3 niños ven en en el campo a una misteriosa señora:

– ¿De dónde eres?
– Soy del Cielo

Y empieza un diálogo que cambiará la historia.

Salvador Dalí era al cim de la seva fama. Su padre fue ateo contumaz; su madre ferviente católica. Dalí hacía tiempo que había abandonado la fe, pero el pensamiento de finitud y sinsentido de una vida puramente material no le dejaban dormir. Por eso escribió en su autobiografía que “el Cielo se encuentra exactamente en el centro del pecho del hombre que tiene fe; en este momento todavía no tengo fe, y temo morir sin Cielo”.

En 1961 un estadounidense encargó a Dalí que pintara la visión del infierno que la Virgen de Fátima había compartido con los pastorcillos. El artista se tomó muy en serio su encargo, estudió todos los documentos de los hechos de Fátima, habló con teólogos y sacerdotes, e incluso obtuvo permiso para reunirse con sor Lucía, la pastorcita superviviente a quien la Virgen enseñó en infierno. I es va convertir. Como nos ha pasado a muchos.

En el obispado de Barcelona lo callaron, pero el sábado 7 de octubre de 2017, en pleno golpe de Estado, llegó la imagen de la Virgen de Fátima a Barcelona, solicitada por las parroquias para celebrar el centenario de las apariciones de Portugal. Arribava just a temps, després d’una setmana de tensió i conflicte inaudits; just a temps per recordar el missatge que va donar als pastorets incultes: el mal y el infierno existen, Dios también, prescindir de Él trae el infierno a la tierra en forma de odio, guerras e ideologías, debemos enriquecer nuestras vidas dejando entrar a Dios, y tenemos una Madre en el cielo que jamás nos abandona. Casi nada, escolti.

El dia 7 -festa del Rosari- molts catalans portaven dies reunint-se i pregant per la pau a Catalunya i Espanya sencera que el prusés s’entesta en esberlar. Corría por whatsap la petición de rezar cada día a las 17:00, recordando que fue la oración de las familias austriacas lo que en 1955 evitó que el país cayera en manos de la URSS.

Y llegó la Virgen de Fátima el 7 de octubre, día de Lepanto, y al día siguiente todo cambió con la manifestación del millón de catalanes que acabó de golpe con el golpe. Que cadascú pensi lo que vulgui.

Hoy hace 105 años que la Virgen se presentó en Fátima. Aprovechemos para pedirle por la paz, y salir con ella el sábado 28 de mayo a las 18:00 en la plaza de la Catedral de Barcelona.

Allí nos vemos, dolços. Bona diada de Fàtima!

Dolça i mariana Catalunya…



Categories: Alma

Tags: Salvador Dalí, Virgen de Fátima

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close