Politics

Detectado un brote de cólera en una finca de Toledo

El último caso se dio en España en 1979 y ahora ha afectado a una menor que ha recibido el alta hospitalaria

J.M.L. Toledo

La Junta de Castilla-La Mancha ha precintado una finca de Toledo donde se ha detectado un caso de cólera, enfermedad que se había dado por erradicada en España pues el último brote se registró en 1979 y afectó, sobre todo, a vecinos de Málaga.

En esta ocasión ha sido una menor de 17 años, vecina de Madrid, la que contrajo esta enfermedad cuando pasaba el fin de semana en esta finca donde se celebraba una fiesta. La joven, que había bebido agua de un pozo, ingresó en un hospital de Madrid tras regresar a su casa porque presentaba un cuadro de vómitos y diarreas. En este hospital le diagnosticaron cólera y la menor relató que días atrás había bebido agua en la fuente de una parcela. La paciente ha recibido ya el alta hospitalaria después de haber estado varios días ingresada. Ahora la Junta de Castilla-La Mancha está registrando los demás pozos de la finca para analizar su agua y determinar si podrían estar conectados entre sí.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid comunicó este caso al Ministerio de Sanidad y a la Junta de Castilla-La Mancha que movilizó a los inspectores de Salud Pública para precintar la finca. Por fortuna, la bacteria de cólera que ha afectado a esta joven es menos agresiva que las que existen en África donde esta enfermedad resulta mortal.

El cólera

El cólera es una enfermedad infecciosa intestinal aguda, diarreica, causada por la bacteria «Vibrio cholerae». La infección generalmente es benigna o asintomática, aunque una de cada 20 personas infectadas puede padecer enfermedad grave. Se caracteriza por un comienzo brusco de diarrea acuosa profusa, vómitos y entumecimiento de las piernas. La pérdida rápida de líquidos corporales puede llevar a la deshidratación, el colapso circulatorio y el shock. Se calcula que entre el 25 y el 50 por ciento de los casos típicos de cólera son mortales en ausencia de tratamiento.

La transmisión ocurre, fundamentalmente, por ingestión de agua o alimentos contaminados con la bacteria. El período de incubación puede variar desde pocas horas a 5 días, aunque lo regular es de 2 a 3 días. La mortalidad no es habitual pero es mayor en personas con inmunodeficiencia, desnutridas e infectadas por VIH. Además, las personas con grupo sanguíneo O son más vulnerables a sufrir cólera grave.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close