Politics

ejercicios para solucionar la ausencia de orgasmos

Publicado

Actualizado

La anorgasmia sexual es un retraso o la ausencia del orgasmo después de una fase de excitación normal durante las relaciones sexuales. En el caso de las mujeres, podemos hablar de no alcanzar el clímax pese a estar lo suficientemente excitadas durante el sexo. Esta situación puede llevar a una frustración y malestar importantes en la persona que lo sufre y puede llevar a una actividad sexual poco satisfactoria que derive en una disfunción sexual. 

Según un estudio llevado a cabo por Bijoux Indiscrets, el 22,5 por ciento de las mujeres españolas no llega al orgasmo nunca o casi nunca durante las relaciones sexuales y más de la mitad lo finge al sentirse presionada para alcanzarlo.

El orgasmo es una sensación extrema de placer que se produce como respuesta a una actividad sexual estimulante. Entre los síntomas de la anorgasmia sexual pueden estar desde un retraso para alcanzarlo a la ausencia total del mismo o a tener orgasmos menos intensos. 

Este problema puede darse de manera permanente o circunstancial (a veces solo se produce en algunas relaciones de pareja o en un momento determinado), y hay mujeres a las que no les preocupa que les suceda esto en algunas ocasiones. La penetración vaginal durante las relaciones sexuales estimula de manera indirecta el clítoris pero esto puede no ser suficiente para llegar al clímax y muchas mujeres necesitan también una estimulación directa del clítoris de forma oral o manual.

Los motivos para no llegar al orgasmo en el caso de las mujeres pueden ser muchos. Desde una estimulación genital insuficiente a un desconocimiento del propio cuerpo, vergüenza a los momentos de intimidad o ansiedad para llegar al final y no ‘quedar’ mal ante el otro, algo que debemos desterrar.

anorgasmia-sexual-ejercicios-1
La anorgasmia sexual puede ser de forma permanente o circunstancial.Pixabay

Ejercicios contra la anorgasmia sexual 

Cabe resaltar que llegar al orgasmo tiene numerosos beneficios para el cuerpo femenino, desde un fortalecimiento del suelo pélvico a una mejora en el flujo sanguíneo y los ritmos del sueño, es un buen antídoto contra el estrés y previene que contraigamos enfermedades y virus porque refuerza el sistema inmunitario. Por eso, te damos unos pequeños ejercicios que pueden ayudarte a mejorar tu salud sexual.

– Ejercicios de Kegel. El fortalecimiento del suelo pélvico es fundamental para la estimulación sexual, ya que ayuda a obtener una mayor intensidad en los orgasmos y facilita esta sensación de placer en algunos casos, como después de dar a luz o durante la menopausia. Los ejercicios de Kegel son los más conocidos y su objetivo es hacer más fuerte el suelo pélvico y los músculos de esta zona que sostienen al útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto. 

Además de otros beneficios como una mejora en la incontinencia urinaria, estos ejercicios favorecen los orgasmos en aquellas mujeres que no llegan al clímax con facilidad. Pueden llevarse a cabo con la ayuda de unas bolas chinas que al ser introducidas en la vagina obligan a los músculos a hacer fuerza para sujetarlos mientras estamos sentados o en movimiento.

De igual modo y siendo lo más habitual, estos ejercicios se pueden hacer sin ningún tipo de accesorio y se pueden realizar tumbada o sentada. La clave está en contraer los músculos de la pelvis de tal manera que tengamos la sensación de estar conteniendo la orina. Así lo haremos durante 10 segundos y descansado de tres a cinco segundos, durante 10 repeticiones y tres veces al día. Lo puedes hacer en cualquier sitio, ya que nadie se dará cuenta de que estás ejercitando tu pelvis.

La masturbación. Puedes probar a conocer mejor tu cuerpo gracias a la masturbación. Practica, juega y disfruta tú sola hasta alcanzar esa sensación de placer. Una vez que tú sola consigas llegar al orgasmo, habla con tu pareja y explícale qué es lo que te hace sentir bien, qué te provoca mayor excitación y cómo te gustaría que fueran vuestras relaciones. Poco a poco irás mejorando. Además, si cuentas con ayuda de un especialista, puede que te proponga hacer una masturbación guiada en la que te facilite una serie de pasos y ejercicios para hacer en casa que hagan que conozcas mejor tu propio cuerpo y tu sexualidad

anorgasmia-sexual-ejercicios-2
La comunicación es clave para acabar con la anorgasmia sexual.Pixabay

– La comunicación ayuda. No es un ejercicio físico en sí mismo, pero hablar con tu pareja puede ayudarte sin duda a terminar con los problemas para alcanzar el orgasmo o para llegar con mayor facilidad. Hay mujeres que siguen considerando un tabú hablar de sexo y esto provoca miedos e inseguridades que no se solucionan por sí mismas. Expresa a tu pareja qué es lo que te gusta o lo que no te gusta, cómo puedes excitarte más y mejor y de qué manera él o ella puede ayudarte a sentir una mayor satisfacción sexual. Si es necesario, acudid a terapia de pareja para que ahí podáis expresar vuestros sentimientos o frustraciones con mayor libertad. 

– Prueba otras posturas. Hay mujeres que no llegan al orgasmo porque la estimulación no es la adecuada o porque en una determinada postura no se experimenta tanto placer como en otras. Buscar una postura que ayude a estimular al mismo tiempo el clítoris durante el sexo vaginal favorecerá que se sienta un mayor placer. Incluso hay mujeres que sienten que pierden el control durante las relaciones. Toma el control de la situación y siéntete más poderosa que nunca mostrando tus sensaciones más placenteras.

Ayúdate de algún juguete sexual. Hay dispositivos orientados a una mayor estimulación que podrán ayudarte a llegar al clímax. Los hay que estimulan al mismo tiempo el clítoris y la vagina y puedes usarlos ya sea sola o en pareja. 

Usa todos los sentidos. Este enfoque se usa mucho en terapia de pareja y ofrece una serie de ejercicios para practicar en casa. Se trata de empezar por un contacto no erótico, una especie de juego que favorezca la complicidad y la confianza. Luego se irá añadiendo un componente más íntimo hasta llegar a la excitación a través de la estimulación sexual. Es una buena forma de ayudar en la comunicación para conocer mejor al otro.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.