Politics

El acosador de las víctimas del 17-A se llama Francesc y no es catalán

De tocar la guitarra para «reírnos» a assetjar víctimes del terrorisme: a tot llazi li acaba sortint el hiteleninito.

«La idea es destensar. Y a veces parece que no, pero ayuda. La vía es reírnos y denunciar. Esto suma».

Així presenta el seu activisme el fanàtic nacionalista que ayer lideró el boicot y el acoso a las víctimas del atentado islamista de 2017 en Barcelona. Se llama Francesc y no es catalán: es menorquín, de Ciudadela, pero ha abandonado su acento y se muere por ser catalán. Montó una bodega que no le fue bien, aprendió los acordes en yutub y encontró el sentido de su vida en excitar a los lazis con una guitarra pintada de amarillo con todos los amuletos nacionalistas. Un iaiolazi fanàtic.

Como ve en este vídeo, la tarea de Francesc no es la paz ni la risa, sino la tensión y el acoso. Es lo que les hizo ayer a las víctimas de atentado yijadista de Barcelona y Cambrils:

Y es lo que lleva años haciendo: exacerbar el nacionalismo, crispar, victimizar e incitar al odio. Los dolços lo conocemos como el guitarrista de Lazilín. Ací veiem el Francesc apoyando en febrero de 2019 al sindicato  catabatasuno del terrorista Carles Sastre, que descuartizaba ancianos percatalunya atándoles una bomba lapa en el pecho. Francesc canta consignas lazis a los niños mientras les conduce al forcódromo mental del nacionalismo:

En octubre de 2019 el fanático Francesc hizo lo mismo frente a la comisaría de Vía Layetana, en Barcelona, cuando languidecía la guerrilla lazi en el desprecio de los catalanes:

Un día antes había apareció frente a la Delegación del Gobierno de Barcelona, esta vez jugando amb els iaios i funcionaris que no tenen res a fer: «Au, quan jo ho digui tots feu TSU-NA-MI!». No es broma, había que blanquearle la sangre al Tsunami que provocó indirectamente un  muerto en el aeropuerto y llenó de fuego y dolor Cataluña durante una semana. Pase, vea y muérase de la vergüenza.

En noviembre de 2019 se dejó ver en l’assetjament al Rei i als seus convidats catalans durant la seva visita a Barcelona. El mismo mes se plantó a las puertas del TSJC mientras juzgaban a racisTorra, al que acompañaban no más de 50 vejetes lazis. El guitarrista les hizo unos ejercicios para el Alzheimer (pase y vea), «cobró» y se marchó.

El setembre del 2021 va tornar a aparèixer el guitarrista de Lazilin, aquesta vegada excitant la gent amb la Rahola Martínez para que se rebelasen contra la detención del Motxo en Italia:

Hacía tiempo que no se veía a Francesc, el jubilata menorquín que se muere por ser catalán. Nos ha ido muy bien que reapareciera, esta vez enseñando a gritos a las víctimas del terrorismo lo que -como buen lazi- tiene dentro:

«¡Yo soy víctima del terrorismo, sí! ¡Porque soy catalán! ¡Y vinieron aquí a matar catalanes! ¡Burros, que sois una panda de burros! ¡Os matarán y todavía le lameréis el culo a los asesinos! ¡Defender el fascismo, aquí!  ¡Vinieron a matar catalanes! (…) ¡Tú eres un puta aspanyol de merda!«.

No Francesc, tu no ets pas català; tu ets menorquí de Ciutadella. Y el atentado no lo cometió Aspanya ni el CNI, sino los islamistas para matar golpear a España. Y las víctimas no son «burros» ni «fascistas» ni «aspanyols de merda», sino gente sencilla que ha visto su vida destrozada por una ideología de muerte tan fanática como la tuya.

Boig? Cas puntual? Va per lliure? Vell pirat? No ens enganyem: en Francesc no és pas una excepció. Así piensan los nacionalistas, y así acaban actuando todos cuando les sale el hitleninito que crece cada vez que toman su ración diaria de medios del Règim.

Dolça i violenta Catalunya…



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: 17-A, Francesc, Guitarrista de Lazilín

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.