Politics

el espionaje tubo permiso judicial individualizado pero no masivo

Publicado

Actualizado

El ‘Catalan Gate’ sigue levantando ampollas y dejando preguntas en el aire. El País informa este martes que el CNI espió a líderes independentistas de forma “individualizada” y “siempre” bajo tutela judicial. El periódico cita a fuentes cercanas al servicio secreto español para explicar que la operación de espionaje sí había estado controlada por el tercer poder. Así, la Inteligencia española habría utilizado el software ‘Pegasus’ para vigilar los movimientos de independentistas en sus viajes al extranjero y en sus conversaciones aunque niega que el número de perjudicados sea tan elevado. Solo unos pocos líderes nacionalistas habrían sido objeto de este seguimiento, entre ellos Pere Aragonès, Carles Puigdemont y Quim Torra. Todos ellos, aseguran los servicios secretos, han quedado exentos de intervenciones más delicadas como ‘pinchazos’ telefónicos y, especifican, el Tribunal Supremo ha validado la operación.

Por otro lado, El Español da a conocer información complementaria. Niega que el CNI pidiera autorización al Supremo para intervenir masivamente a un grupo de personas investigadas. El periódico cita a jueces del Alto Tribunal que han tenido acceso al “control previo de las solicitudes” para espiar a independentistas. Uno de los jueces ha asegurado que nunca ha habido ninguna “solicitud masiva” para vigilar las comunicaciones. Tampoco hubiera sido posible ya que tanto la Ley Reguladora del CNI como la Ley Orgánica sobre el Control Judicial Previo del CNI no lo estipulan. Sin embargo, la normativa sí recoge un seguimiento individualizado, que debe ser demandado por escrito al magistrado del Supremo por el secretario general del CNI. Una vez iniciada la actividad, el CNI no tiene porqué rendir cuentas al juez de las conclusiones de sus intervenciones, tan solo si necesita prorrogar sus labores de vigilancia. Esa información, una vez acaba la operación, solo se facilita al Gobierno.

Por tanto, el matiz está en que el espionaje se ha dado de manera individual y no masiva. Algo que el mismo CNI ha admitido al País. De esta forma, aunque el software ‘Pegasus’ adquirido por el Gobierno ha afectado 65 personas, según ha podido conocer Citizen Lab, los seguimientos han sido singulares. La importancia de ‘Pegasus’ en la operación de control por parte de la Inteligencia española recae en la facilidad que presenta la herramienta para vigilar los movimientos en el extranjero de los soberanistas.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close