Politics

El Gas Shale de Estados Unidos y la gasificación de México – Rebelion

Introducción

Y, para tales fines, las administraciones de Ernesto Zedillo y Vicente Fox, fueron de gran relevancia, ya que, durante sus mandatos se aceleró el proceso de extranjerización de las actividades petroleras reservadas constitucionalmente al Estado, así como se aceleró el desmantelamiento de Pemex.

En
tal sentido, en 1995, al margen de la Carta Magna, se reformó la Ley
Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional en el Ramo del petróleo
para dejar fuera de la industria petrolera reservada a la Nación, el
transporte, el almacenamiento, la distribución, la venta y el
comercio exterior de gas natural.

Proceso
dentro del cual, también sería incluido el transporte de gas
licuado por medio de ductos. Así que, las nuevas disposiciones
regulatorias desde entonces impedirían a Pemex participar en la
distribución de gas natural. En tanto que, las redes de distribución
pertenecientes a Pemex y de la CFE, poco tiempo después, fueron
vendidas a empresas privadas.

Y de ahí, Pemex, pondría en marcha los anticonstitucionales Contratos de Servicios Múltiples (CSM), dado que, éstos permitirían a empresa extranjeras explorar, extraer, procesar gas natural, así como elaborar gas metano y otros petroquímicos básicos. Actos tras los cuales, los contratistas se transformarían en productores independientes de gas natural y petroquímicos básicos.[1]

Actos
tras los cuales, Pemex ha quedado fuera de la industria de gas
natural licuado. Prohibiéndosele participar en las licitaciones
realizada por la CFE para abastecer con ese combustible a las zonas
de Altamira, Tamaulipas y de Ensenada, Baja California. Así como,
Pemex ha sido excluido de cualquier proyecto de regasificación
dejando el camino libre a Shell, Total, Sempra, Repsol,
Chevron-Texaco y otras compañías transnacionales.

Entramado dentro del que, además, Pemex daría en concesión, bajo la forma de contratos de servicios, la red de oleoductos y poliductos de la Región Sur, pretextando el estado deplorable de la infraestructura, accidentes y falta de presupuesto.[2]

Y
de ahí, durante la presidencia de Felipe Calderón, en Guaymas,
Sonora, a fines de 2011, se reunirían los directivos de Petróleos
Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Energía, la Comisión Federal
de Electricidad (CFE) y la Comisión Reguladora de Energía para
ultimar lo que llamaron “un cambio estructural del mercado
de gas natural
en México”.

Cambio
que, entre otras cosas, implicaría el fin del paradigma de
desarrollo de la infraestructura de gas en México, misma que, se
encontraba anclada en los proyectos de Pemex y la CFE. Instancias
que, a partir de entonces se asegurarían de satisfacer la demanda de
gas, mediante la ampliación del sistema de gasoductos y otorgar
facilidades para las importaciones del shale gas de Estados
Unidos.

Lo cual tendría como resultando que, Petróleos Mexicanos abandonaría uno de los objetivos establecidos en su fundación: la inherente obligación de abastecer a la industria doméstica.[3]

Lógica a la que, también se suscribiría el gobierno de Enrique Peña Nieto, impulsando la reforma a los artículos 25, 27, 28 y transitorios de la Constitución, aprobada por el Congreso de la Unión el 21 de diciembre de 2013. Dando origen así, a la gasificación que nuestro país padece hoy en día.[4]

La actual dependencia de México del gas shale estadounidense.

Algunos
de los efectos adversos de la gasificación de México, promovida por
el imperialismo estadounidense, han sido colocar a nuestro país
frente a una aguda dependencia de su gas y la construcción de
gasoductos que, entre otras cosas, no han cumplido con su función de
otorgar gas.

En
relación a nuestra dependencia del gas shale estadounidense, en
2019, el 90 por ciento del combustible consumido en México provino
del extranjero, principalmente de Estados Unidos. Porcentaje de
importaciones de gas natural que, fue superior al registrado en 2018,
cuando fue de 88 por ciento.

En tanto que, en el año 2009 el porcentaje de importaciones correspondió a un 32 por ciento. De forma que, en una década el país triplico su dependencia del combustible estadounidense.[5]

Mientras
que, respecto a los gasoductos, en 2019, comenzó a operar el
gasoducto Texas-Tuxpan, mismo que cuenta con una capacidad de
transporte de 2,600 millones de pies cúbicos de gas natural
diariamente.

Gasoducto
mediante el cual, se dijo que, desde Texas se incrementaría
significativamente el abasto confiable de gas natural más económico
a México con el fin de satisfacer la creciente demanda en la zona
centro y sur-sur este del país.

No
obstante, nuestro país continúa expuesto al desabasto, como fue
evidente durante el apagón que dejó sin electricidad a 4.8 millones
de usuarios en el norte del país y se presentaron cortes al servicio
en 29 estados debido al desabasto de gas natural procedente de Texas
por congelamiento de ductos y yacimientos, así como por la orden del
gobernador texano Greg Abbott a las compañías de gas natural de dar
prioridad a las necesidades de ese estado.

Pero, lo más relevante es que, debido a contratos heredados de gobiernos anteriores, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pagó por concepto de cargos fijos 19 mil 711 millones de pesos entre 2017 y 2019 por disponer de capacidad de transporte de gas natural en 22 gasoductos de empresas privadas sin recibir el beneficio esperado en cuanto a los puntos de entrega establecidos en los contratos para el suministro del combustible y conforme a las capacidades acordadas, reportó la Auditoria de la Federación (ASF) en los resultados de la Cuenta Pública 2019.[6]

Entramado
dentro del que, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), enfrenta
desde julio pasado un arbitraje internacional por parte de White
Water, en el que, se demanda a la CFE por el incumplimiento de pago
sobre el gas suministrado durante febrero de 2021.

Señalándose
que, CFE debe cerca de 100 millones de dólares, luego de que en
febrero del año pasado se incrementará el precio del gas hasta 400
dólares el millón de BTU, debido a un vórtice polar que azoto al
estado de Texas.

Hechos
ante los cuales, CFE, interpuso una demanda en una corte de Texas
para obtener información sobre los contratos que su filial CFE
International firmó en 2016 con la firma White Water Midstream. Toda
vez que, dichos contratos convirtieron a la empresa privada en la
mayor proveedora extranjera de gas natural del país.

Así
como, en la demanda de CFE, se indica que, Javier Gutiérrez
Becerril, exdirector de Operaciones de CFE International, y Guillermo
Turrent Schnaas, exdirector general CFE energía, adjudicaron
contratos a la empresa texana que resultaron perjudiciales para
México.

Puntualizando que: “Como servidores públicos, violaron la Constitución Mexicana y las leyes penales y de adquisiciones mexicanas al otorgar indebidamente a una empresa estadounidense, sus subsidiarias y afiliadas, contratos masivos de gas natural para construir, transportar capacidad y comercializar gas en un gasoducto de Texas cuya construcción fue patrocinada por CFE”.[7]

Baja California plataforma energética de los EU.

Acorde
con lo arriba escrito, durante las administraciones de Vicente Fox y
Felipe Calderón, en contubernios con gobiernos locales del PAN,
convirtieron paulatinamente a estados de la república como Baja
California y San Luis Rio Colorado, Sonora, en zonas abastecedoras de
energía y gas natural para los Estados Unidos.

Para
el caso de Baja California, a la empresa Sempra Energy, se le entrego
un puerto particular en Ensenada, donde tiene instalada una
regasificadora que recibe el gas natural licuado que Sempra adquiere
en el extranjero, lo somete a un proceso para transformarlo de
líquido en gas —con un altísimo costo ecológico— y llevarlo
por un gaseoducto que atraviesa desde Ensenada hasta Mexicali, en
donde se conecta al principal gasoducto que distribuye el gas en el
sur de Estados Unidos, y a dos plantas de generación de energía
eléctrica de exportación de ciclo combinado, una propiedad de
Sempra y otra de la compañía Intergen.

Y,
en dicho lugar, una parte de la energía que se produce se vende a la
CFE y la otra tiene como destino Estados Unidos, transportándose por
medio de la infraestructura eléctrica mexicana.

Además
de que, a la par, en una acción violatoria a la Constitución
Mexicana, la Comisión Reguladora de Energía, otorgo permisos a
“algunos clientes industriales especiales” como los llama la CFE,
para que importen energía de la Termoeléctrica de Mexicali.

Termoeléctrica a la que, se le otorgó el permiso para su instalación, a condición de que la energía producida en dicha planta fuera exportada. Sin embargo, una vez que es trasladada la energía hacía los Estados Unidos, la misma es devuelta a Mexicali para abastecer a los grandes consumidores de energía en ese municipio a tasas preferenciales, mientras que el resto de los ciudadanos mexicalenses, sufre por los enormes costos del consumo de energía, debido a las altas temperaturas prevalecientes en la región.[8]

Sempra Energy [9], construye en Ensenada, planta regasificadora para exportar gas procedente de Estados-Unidos hacia Asia.

Además
de lo anterior, a principios del 2000, después de ser rechazada para
operar en Estados Unidos por ser considerada actividad de riesgo, los
principales impulsores del Consorcio Costa Azul, filial de la empresa
mexicana IEnova, a su vez filial de la empresa estadounidense Sempra
Energy. Impulsaron la construcción de una planta regasificadora en
Ensenada, Baja California, que inició operaciones en el 2008.

Y,
dicha planta, recibe buques de gas natural licuado (GNL) desde Asia,
que es transformado de estado líquido a gaseoso, para luego ser
exportado hacia Estados-Unidos por medio de una red de gasoductos
propiedad también de Sempra Energy. 

A
lo cual se añade que, Sempra Energy, tiene un proyecto para ampliar
su planta regasificadora y así lograr obtener una mayor capacidad de
licuefacción, es decir, en lugar de importar buques de GNL y
transformarlos a estado gaseoso, ahora podrá recibir gas natural
procedente de Estados Unidos (incluyendo las cuencas de fracking
ubicadas en Texas), para convertirlo a estado líquido (enfriándolo
a -162°C) y exportarlo en buque a los países del Pacífico. 

Proyecto
que, si se materializa, convertiría a Baja California en una
plataforma de exportación e importación de gas natural entre
Estados Unidos y el Pacífico.

De
suerte que, la transnacional podrá cambiar el sentido de los flujos
de sus gasoductos: cuando le sea más barato comprar el energético
en Texas podrá transportarlo hasta Ensenada y utilizar su planta de
licuefacción para exportarlo al Pacífico. Y, cuando le fuere
más rentable, adquirirlo en un país de la Cuenca del Pacífico como
Indonesia, Rusia u otros, para de ahí, recibirlo en su planta de
regasificación y después transportarlo por territorio
bajacaliforniano y exportarlo a Estados Unidos. 

Y
a lo cual, se le debe sumar una ventaja geoestratégica, a partir de
que, la mayoría de las instalaciones de exportación de GNL están
situadas en el Golfo de México, lo que representa que los buques
deben atravesar el Canal de Panamá para llegar a los clientes del
Japón, China y otros mercados asiáticos.

Mientras que, la ampliación de la capacidad regasificadora de Sempra Energy, en Baja California, le permitirá a los Estados Unidos, en el Pacífico poder saltarse el pago de los peajes en el canal y llegar a su destino en aproximadamente la mitad del tiempo.[10]

Añadiéndole
a ello que, Sempra Energy, también planea construir una terminal de
almacenamiento de productos refinados del petróleo (gasolina,
diesel, turbosina y etanol) llamada Baja Refinados.

Bibliografía.

Editores:
Ivan Briscoe, Catalina Perdomo, Catalina Uribe Burcher. Redes
Ilícitas y Política en América Latina
.
Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral
(IDEA Internacional), 2014. Netherlands Institute for Multiparty
Democracy (NIMD), 2014. Netherlands Institute of International
Relations (Instituto Clingendael), 2014.

Business
Insider. La
subida del precio del crudo ha disparado la fortuna de los magnates
estadounidenses del petróleo en un 10% desde que Rusia invadió
Ucrania
.
Por: Carla Mozee, 20 mar. 2022.

Gas, columna vertebral de la territorialidad capitalista – Rebelion https://rebelion.org › gas-columna-vertebral-de-la…

Contralínea.
Sin
licitación, Pemex cedió multimillonario negocio de gas a Sempra
Energy
.
Por: Nancy Flores. 06 May 2019.

Poder.
Los
verdaderos dueños de Los Ramones
.
Por: Omar Escamilla. Junio 06, 2017.

La
Jornada. Atado
a importaciones, México quema una quinta parte del gas que produce
.
Por: Israel Rodríguez. 2021-02-17.

Ensenada
Resiste / EJAtlas (YD)
.
05/11/2021

Proceso.
Ilegales,
los contratos para construir gasoductos; presentamos denuncia ante la
fiscalía: AMLO
.
Por Ezequiel Flores Contreras.

Revista
Proceso. No. 2192. 4 de noviembre de 2018.

Revista
Proceso. No. 2191. 28 de octubre de 2018.

Revista
Proceso. No. 1662. 7 de septiembre de 2008.

Revista
Proceso. No. 2056. 27 de marzo de 2016.

Revista
Proceso. No. 1923. 8 de septiembre de 2013.

Revista
Proceso. No. 1638. 23 de marzo de 2008.

Revista
Proceso. No. 2061. 1 de mayo de 2016.

Revista
Proceso. No. 1670. 2 de noviembre de 2008.

Revista
Proceso. No. 1968. 20 de julio de 2014.

Revista
Proceso. No. 1909. 2 de junio de 2013.

Revista
Proceso. No. 1888. 6 de enero de 2013.

Revista
Proceso. No. 1635. 2 de marzo de 2008.

Revista
Proceso. No. 1647. 25 de mayo de 2008.

Revista
Proceso. No. 2063. 15 de mayo de 2016.

Revista
Proceso. No. 1922. 1 de septiembre de 2013.

Revista
Proceso. No. 2004. 29 de marzo de 2015.

Revista
Proceso. No. 1939. 29 de diciembre de 2013.

Revista
Proceso. No. 2266. 5 de abril de 2020.

Revista
Proceso. No. 2096. 1 de enero de 2017.

Revista
Proceso. No. 2115. 14 de mayo de 2017.

Revista
Proceso. No. 1691. 29 de marzo de 2009.

Revista
Contralínea. Año 12, número 343. Del 15 al 21 de julio de 2013.

Revista
Contralínea. Año 13, número 385. Del 12 al 18 de mayo de 2014.

Revista
Contralínea. Año 5, número 95. Febrero, 2008.

Revista
Contralínea. Año 15, número 510. Del 17 al 23 de octubre de 2016.

Revista
Expansión. Año XLVIII. Núm. 1224. Diciembre 1, 2017.

Revista
Expansión. Año XLVI. Número 1168. Junio 19, 2015.

Revista
Expansión. Año XXXIX. Número 1001. Octubre 13, 2008.

Revista Ciencia UANL. Año 17, número 67. Mayo junio 2014.

Notas:

[1] Petroquímicos básicos (hidrocarburos naturales) que no prevé ni la Constitución ni la legislación secundaria, porque la exploración, extracción y demás eslabones de la cadena del petróleo y el gas natural están reservados al Estado.

Los CSM no son un contrato de obra, son
contrato de servicios operativos que comprenden actividades
reservadas a la Nación. Con Vicente Fox se asignaron 5 contratos y
ya con Felipe Calderón otros 3; y hubieran sido más pero el sector
privado desdeñó los bloques ofrecidos por Pemex.

PETRÓLEO, GAS NATURAL Y PEMEX, PROCESO
DE PRIVATIZACIÓN Y ALTERNATIVAS
. Por: Pacheco y Víctor
Rodríguez-Padilla 25 febrero de 2008. PDF

[2] PETRÓLEO, GAS NATURAL Y PEMEX, PROCESO DE PRIVATIZACIÓN Y ALTERNATIVAS. Por: Pacheco y Víctor Rodríguez-Padilla 25 febrero de 2008. PDF

[3] Contralínea. El shale gas acelera la integración energética México-Estados Unidos. Por: Fabio Barbosa – 17 Feb 2013.

[4] Esas reformas legislativas en materia energética, permiten: la participación a particulares extranjeros y nacionales en la exploración y explotación de hidrocarburos.

Establecer la producción de hidrocarburos como
actividad principal por encima de cualquier otro uso de la tierra y
el subsuelo.

Establecer las modalidades de la expropiación
de tierras a ejidos, comunidades y propiedades privadas para estos
fines por medio de dos figuras legales: la “ocupación temporal”
y la “servidumbre legal”.

Ratificar el uso de la fractura hidráulica
para extraer gas shale como sustituto del combustóleo para la
generación de energía eléctrica.

Sin embargo. Se está saqueando el gas
natural y los narcos no tienen problema con ello: académico
.
Por Redacción. 06/04/2022.

[5] La información se basa en el consumo nacional doméstico e industrial, es decir, sin considerar el que es utilizado por Pemex para llevar a cabo diversas actividades, como reinyección en campos petroleros, entre otras.

El Financiero. 90% del gas que se consume
en México ya es importado
. Por Diana Nava. agosto 27, 2019.

[6] Aristegui Noticias. Pagó CFE en 4 años más de 25 mil mdp por uso de gasoductos sin recibir beneficios. Redacción. 24 Feb, 2021.

[7] Documento ingresado en la Corte del Distrito Oeste de Teas el pasado 14 de abril.

Staff Oil & Gas Magazine. CFE
presenta demanda en Texas contra empresa norteamericana
.
Abril 27, 2022.

[8] Aunado a lo anterior, la trasnacional Sempra Energy obtuvo la autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), para la construcción de una planta eólica que se desarrollará en una superficie de 294 mil 273 hectáreas de la Sierra de Juárez y tendrá la capacidad para instalar hasta mil aerogeneradores, que producirán de mil a mil 200 mega watts de energía eléctrica. La planta será construida en cuatro diferentes áreas, que son Jacume, La Rumorosa Cordillera Molina y Sierra de Juárez, localizadas en los municipios de Mexicali, Tecate y Ensenada.

La primera etapa del proyecto se desarrollará
en el ejido Jacume, ubicado al norte del poblado de La Rumorosa,
donde se pretenden instalar 52 aerogeneradores, con una inversión
de 300 millones de dólares. La ampliación de la planta eólica
dependerá de los contratos de suministro de energía eléctrica
limpia y renovable que realice la trasnacional con el mercado de
Estados Unidos o el nacional.

Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de
Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx/
Las Tinieblas del Apagón de Sempra ¿Error humano,
incompetencia o acción deliberada de Sempra para incrementar los
precios de la energía?
Por: JAIME MARTÍNEZ VELOZ. 2012.

[9] Esta multinacional fue una de las primeras empresas extranjeras en distribuir gas natural en territorio mexicano, con la red EcoGas de Mexicali, y tiene también varios proyectos de generación eléctrica en Baja California: una planta termoeléctrica de ciclo combinado en Mexicali y un parque eólico en La Rumorosa (Energía Sierra Juárez), ambos para exportar electricidad hacia Estados Unidos, y un parque fotovoltaico (Rumorosa Solar) para abastecer el mercado local.

Sempra Energy, por medio de su filial IEnova,
ha firmado acuerdos preliminares con empresas afiliadas de Total,
Mitsui y Tokyo Gas para la compraventa a 20 años del conjunto del
gas natural licuado (GNL) que pretende transformar en la planta
durante la fase 1. La multinacional petrolera de capital
francés Total adquirió además una participación del 16.6% en el
proyecto de planta, de la misma manera que lo tiene con el otro
proyecto de planta de licuefacción Cameron LNG de Sempra Energy en
Luisiana. Sempra tiene también un contrato con Chevron para
que su filial Chevron Combustibles de México pueda utilizar
aproximadamente el 50% de la capacidad de almacenamiento de una
nueva terminal marina de recibo, almacenamiento y entrega de
hidrocarburos que Sempra proyecta construir al lado de la su planta
de gases. 

Ensenada Resiste / EJAtlas (YD).
05/11/2021

[10] SAN DIEGO UNION-TRIBUNE. Sempra construirá una instalación de exportación de gas natural en Ensenada. POR ROB NIKOLEWSKI. NOV. 18, 2020.

Ramón César González Ortiz. Es Licenciado en Sociología y Maestro en Estudios Políticos por la UNAM.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close