Politics

El Triatlón de Sierra Nevada no se podrá celebrar

Participantes en una pasada edición. / A. AGUILAR

Triatlón

La prohibición de introducir embarcaciones de kayak en el pantano de Canales lleva a los organizadores a suspender la prueba de este domingo

El IX Triatlón de Sierra Nevada, que estaba previsto para este próximo domingo, no se podrá celebrar finalmente. La organización de la prueba se ha visto obligada a suspenderla, pese a considerar que han presentado en tiempo y forma la documentación previa pertinente.

En los últimos días les comunicaron que no estaba permitido introducir embarcaciones de kayak en el pantano de Canales, debido a «la prevención de la proliferación del mejillón cebra». Si bien se puede nadar allí, la prohibición existente para este tipo de embarcaciones, que deben prestar a los participantes los servicios de cronometraje, arbitraje y seguridad, hace «inviable jurídica y deportivamente celebrar la prueba».

Los organizadores aseguran que han tratado por todos los medios resolver estos contratiempos, pero ha resultado imposible superarlos. «Lamentamos profundamente tener que adoptar esta durísima decisión. Somos conscientes de los trastornos que la suspensión acarrea a los participantes», indican en un comunicado.

El objetivo de la organización de la prueba era ejecutarla con las máximas garantías de calidad y seguridad como premisa básica, pero entienden que resulta muy difícil cumplir con los plazos de ejecución que se habían marcado en cuanto a los trámites y gestiones que garanticen la seguridad y la calidad de la prueba para los participantes.

Se devolverá el dinero íntegro de las inscripciones a todos los participantes durante los próximos días. Los organizadores piden disculpas a los triatletas que han tenido que desplazarse hasta Granada para disputar el Triatlón de Sierra Nevada.

Esta prueba está considerada como uno de los más duros del territorio nacional, por tener un desnivel positivo de 1.808 metros en el sector ciclismo y 360 metros en la carrera a pie en la modalidad de distancia olímpica.

Para este año, la organización había vuelto a ofrecer a los triatletas dos distancias. La olímpica, en la que los participantes debían completar un recorrido de 1.500 metros de natación, 39 kilómetros de ciclismo y 10 de carrera a pie; y la distancia sprint, que consta de 750 metros de natación, 21,5 kilómetros de ciclismo y 5 de carrera a pie. El pasado lunes se cerraron las inscripciones y se habían apuntado a la prueba un total de 276 participantes.

Las dos distancias tenían la salida desde el Embalse de Canales. Los triatletas debían finalizar primero la natación, después cogerían sus bicicletas para subir Güejar Sierra y llegar a Pradollano, donde tendrían que calzarse las zapatillas e iniciar la carrera a pie (con 180 metros de desnivel positivo por vuelta) en la que llegarían hasta la parte alta de la estación en un tramo de ida y vuelta.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close