Politics

ERC arrincona a Yolanda Díaz con Pegasus por su papel en la comisión del CNI

Publicado

Los independentistas de ERC arrinconan a la líder de Unidas Podemos en el Gobierno, Yolanda Díaz, por su papel en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia, conocida como ‘comisión del CNI’. Y es que los republicanos han preguntado al Ejecutivo si ella o su antecesor en la vicepresidencia segunda Pablo Iglesias conocían el uso del programa espía Pegasus por parte del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) precisamente porque ambos tienen asiento en ese foro.

Fuentes de ERC consultadas por este diario aclaran que la pregunta no significa que el partido sospeche que Unidas Podemos o Yolanda Díaz sabían algo de Pegasus. Pero lo cierto es que, como reconocen fuentes moradas de peso, la cuestión escrita por los independentistas y remitida a la Mesa del Congreso es un “una manifestación clara para definir un espacio propio”.

Y es que pese a que las fuentes consultadas en ERC reiteran que si dudaran de su socio morado preguntarían directamente por el papel de Díaz o Iglesias, en verdad es que la relación entre los republicanos catalanes y Unidas Podemos no es de plena confianza como demuestra la pregunta elevada al Gobierno de coalición en su conjunto. Lo curioso es que ERC, junto con EH-Bildu, BNG, CUP, Junts, PDeCAT, Más País y Compromís, registraron el pasado viernes la solicitud de comparecencia de los principales miembros del Gobierno con asiento en la ‘comisión CNI’ excepto Yolanda Díaz por la cuestión de Pegasus.

La izquierda independentista se revuelve

La izquierda independentista en su conjunto quiere que den explicaciones en el Congreso por Pegasus el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la titular de Defensa, Margarita Robles; el director del Gabinete de Presidencia del Gobierno, Óscar López; la directora general de la Guardia Civil, María Gámez; el director general de Seguridad Nacional, Miguel Ángel Ballesteros y la directora del CNI, Paz Esteban.

No es ninguna novedad que los independentistas catalanes de ERC ven al “espacio que representa Yolanda Díaz“, como lo definió el presidente del Gobierno, una amenaza a sus intereses electorales por la buena valoración de la titular de Trabajo en las encuestas. ERC ve peligro no solo en Madrid, donde tiene 13 diputados, sino también Cataluña, pues los ‘comunes’, la rama morada de Unidas Podemos, son los más firmes aliados de la vicepresidenta segunda en el espacio. Y solo el hecho de que se fundan con ella puede elevar sus expectativas por encima de ERC.

Como establece el decreto que da forma a la composición de la ‘comisión del CNI’, en ella participan la vicepresidenta Segunda y “las personas titulares de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación; de Defensa; del Interior, y de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática”. Es decir, José Manuel Albares, Fernando Grande-Marlaska y Félix Bolaños respectivamente. Junto a ese núcleo duro se sientan Óscar López, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y Paz Esteban, del CNI, quien actúa como secretaria.

Díaz: “El Gobierno trabaja con rigor y seriedad”

La propia Yolanda Díaz se hizo eco este lunes del asunto de Pegasus y bendijo el gesto de Bolaños, quien se comprometió a ejecutar un “control interno” del CNI y a estudiar la posibilidad de desclasificar documentos “para que se esclarezca” el presunto espionaje a los líderes del ‘procès’. Ese fue el mensaje que trasladó a la consejera de la Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, en la reunión que mantuvieron este domingo en el Palau de la Generalitat para reconducir el diálogo entre gobiernos después de que trascendiera la denuncia de espionaje con Pegasus a más de 60 dirigentes independentistas.

Para Díaz ese movimiento ejecutado por Bolaños muestra que el Gobierno de España, que vicepreside, trabaja con “rigor y con seriedad”. “Vuelvo a apelar para que seguimos manteniendo el diálogo”, zanjó Díaz. La vicepresidenta segunda intenta así calmar las aguas de sus socios independentistas, porque no salieron nada contentos del encuentro con Bolaños cuyas respuestas catalogaron como “insuficientes, vagas, inconcretas y de resultados inciertos”.

El Ejecutivo afronta este jueves una votación crucial en el Congreso, que deberá convalidar el decreto con las medidas económicas que alumbró para paliar las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania. Y a nadie se le escapa que los 13 votos de los republicanos en la Cámara Baja son cruciales para sacar adelante las medidas. Los independentistas tienen, además, un arma de doble presión a Unidas Podemos, ya que la limitación extraordinaria de la actualización anual del alquiler es uno de los grandes sellos del partido en el decreto. Y tirarlo mataría uno de los mayores logros de Podemos. Pegasus tiene mucho que ver en cómo termine todo.

El PSOE, por su parte, da por superada la crisis con los independentistas catalanes. Y no vislumbra una desestabilización de los acuerdos con sus socios separatistas. El partido prevé “algún escarceo más”, según explican fuentes socialistas. Pero creen que con la oferta que hizo el ministro de la Presidencia a la Generalitat la sangre no llegará al río. “Hay materia para avanzar y dar la información política que ERC y el resto de grupos parlamentarios planteen”, dicen estas fuentes. 

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close