Politics

Escrivá aumenta las rivalidades entre autónomos con su polémica reforma

La estrategia negociadora de José Luis Escrivá en la polémica reforma que impulsa para que los autónomos coticen según sus ingresos reales está incrementando las diferencias entre las plataformas de autónomos y sigue concitando el rechazo de Podemos. El último intento del Ministerio de Inclusión, que pasa por unas negociaciones bilaterales en las que hace diferencias entre asociaciones, está fomentando las rivalidades, en un intento quizás a la desesperada de conseguir atraerlas hacia una propuesta de mínimos respecto al plan inicial. Todo ello, con el fin de salvar la papeleta ante Bruselas, a quien debe presentársela antes del próximo 30 de junio.

Pero el Gobierno puede aprobar su reforma sin acuerdo con todos los agentes sociales, lo que ya le ha ocurrido a Escrivá con la reforma de las pensiones. Lo que se antoja muy difícil es conseguir un aval parlamentario suficiente para convalidarla en las Cortes. En un escenario con elecciones autonómicas en perspectiva.

Pues bien, el Ministerio no convoca la mesa de negociación desde el 28 de febrero y ha presentado una propuesta, que primero negó y luego dice que no es oficial y que, según ha podido saber Vozpópuli, remitió primero, en exclusiva, hace más de dos semanas a Upta. Esta plataforma, ligada a UGT y al PSOE, rivaliza con la mayoritaria ATA, miembro de CEOE, contraria a la reforma de Escrivá. Uatae, cercana a CCOO, recibió la tabla el lunes 11 de abril, en Semana Santa. ATA, en cambio, no ha sido contactada.

La propuesta gubernamental, que adelantó La Información, plantea que haya cuotas de entre 240 y 600 euros al mes según 13 tramos de ingresos en los próximos tres años y deja para más adelante acometer la reforma de calado en nueve años que planteaba inicialmente.

La última propuesta oficial el Ministerio, en la que intentó a atraer a Podemos, era también de 13 tramos desde 202 euros al mes a un máximo de 1.123 euros. La que ha ofrecido ahora a Upta y Uatae va de una cuota mínima de 240 euros al mes para rendimientos netos inferiores a 670 euros al mes a una máxima de 600 euros mensuales para todos los autónomos con beneficios de 3.200 euros mensuales, con 11 cuotas intermedias.

El secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, ya dio largas sobre una reforma implementada en nueve años en la presentación de los datos de paro y afiliación el 3 de abril. El ministro habló de “flexibilidad” en la propuesta.

Sin embargo, de momento sólo Upta se ha mostrado favorable. Esta plataforma busca que se implemente la reforma de forma urgente y subraya que así se consigue que los que ingresan menos reduzcan su cotización. Uatae tiene dudas y es favorable a una reforma de más calado.

ATA ha mandado un comunicado conjunto con CEOE y Cepyme en el que subrayan que no se les ha contactado desde el 28 de febrero y para ofrecer una propuesta que es más generosa que la del Ministerio también para los autónomos con rendimientos bajos, para los que propone una cuota de 205 euros en los tres años. Precisamente Pablo Echenique, portavoz de Podemos en el Congreso, ha tuiteado: “Nosotros estamos con la inmensa mayoría de los autónomos que saben perfectamente que es imposible pagar una cuota de 240 euros si ganas 600 euros y no vamos a apoyar esto en ningún caso”.

La plataforma mayoritaria dice que hace esta oferta “con el fin de que se pueda dar cumplimiento al hito comprometido con Bruselas”. Asegura que respeta el acuerdo alcanzado en julio con los agentes sociales y las organizaciones de autónomos, y que la ha elaborado teniendo en cuenta el contexto de incertidumbre económica actual y el impacto de la subida generalizada de los costes y precios.

La propuesta de ATA

Eso sí, ATA plantea una máxima inferior a la del Ministerio, de 329,7 euros en 2023, 365 euros en 2024 y 400,4 en 2025. En 12 tramos, hasta unos ingresos de 1.300 euros, prácticamente se mantiene la propuesta del Gobierno del 28 de febrero, exceptuando que las bases mínimas del tercer tramo y del cuarto tramo, que se incrementan a 960,6 euros y 1.150 euros, respectivamente.

Se respeta también la propuesta de que los autónomos societarios, religiosos y familiares colaboradores, sin rendimientos, con pérdidas o ingresos inferiores al SMI, se sitúen en el tercer tramo y abonen una cuota de 264,55 euros, lo que supone una rebaja sobre la cuota actual correspondiente a la base mínima de cotización en vigor.

A partir de los 1.500 euros, la base mínima por tramo se va incrementando de 150 euros en 150 euros, desde una base de 1.150 euros hasta una base de 2.050 euros para los autónomos con ingresos por encima de 3.620 euros. Las cuotas correspondientes se incrementan en 0,7% anual cada año para el tramo de 1.500 euros y, a partir de ese tramo, se incrementan desde un 2% cada año hasta un 12% para el tramo más alto que pagará 400,4 euros de cuota en 2025.

ATA apostilla que esto está condicionado, como viene reclamando, a que el autónomo pueda modificar su base de cotización hasta seis veces al año, se destope la base para los mayores de 47 años y se entienda que dicho sistema es de bases mínimas, es decir, que al autónomo podrá elegir libremente cotizar por una base superior a la que le corresponde con la única limitación de la base de cotización máxima existente. A su juicio, su propuesta “es la única que plantea una reforma asumible para los autónomos sin menoscabar su protección social y la sostenibilidad del sistema”. Uatae considera que la propuesta de ATA no contempla una cuota más reducida para tramos inferiores e intermedios ni un esfuerzo mayor en los más altos como exige a la reforma.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close