Politics

hija, hermana y novia del Cuerpo

Para Diana a la segunda ha sido la vencida. Esta joven madrileña se presentó a la promoción 51ª de la Policía Municipal de Madrid pero no aprobó. En la siguiente, con más esfuerzo, ha conseguido el reto de ser la mejor. Su destino será el distrito de Moncloa-Aravaca pero quiere especializarse en luchar contra la violencia de género, según ha relatado a Vozpópuli.

Diana se muestra orgullosa de seguir los pasos que ya dieron su padre y su hermano en cada frase que pronuncia. Su progenitor estuvo muchos años en tráfico mientras que su hermano entró al Cuerpo en la 50ª promoción. También es Policía su novio. «Quiero seguir esos pasos que he estado viviendo. Me viene mucho de familia», afirma.

Ha sido un proceso largo

Sin embargo, seguir esos pasos no ha sido una tarea fácil. Mucho trabajo, esfuerzo y horas de estudio con la comprensión de su familia y de sus amigos. La anterior fue su primera convocatoria y pasó el corte de psicotécnico pero se quedó en la teoria. Esa circunstancia no la hizo caer y este año nadie la ha podido superar. «Ha sido un proceso largo y un poco lento», lamenta esta joven que se licenció en INEF.

«No esperaba ser la número uno y tampoco era mi objetivo pero estoy muy contenta y orgullosa», recalca. Diana subió los puestos en la tabla gracias a las pruebas físicas, tras la cual se situó en quinto lugar. «Después con el concurso me puse la tercera y fuí la primera gracias a la nota que obtuve en la academia del Instituto de Formación Integral en Seguridad y Emergencias (IFISE)», explica.

Su objetivo: luchar contra violencia de género

Una vez pasada la teoría se involucró totalmente en el operativo policial del día a día en el distrito Centro-Norte. «Me ha ido muy bien nos han enseñado muchísimo los compañeros. Es un distrito donde se puede aprender muchas cosas y hemos tenido mucha suerte», asegura. Para Diana han sido fundamental estos tres meses de prácticas ya que sus anteriores compañeros solo pudieron disfrutar este periodo durante un mes y medio. «Se ha notado mucho», afirma.

Ahora su destino en los próximos años estará en el distrito de Moncloa-Aravaca. Su objetivo lo tiene claro: «aprender, coger experiencia y seguir formándonos». Una de las suerte que tiene al pertenecer a la Policía Municipal es que es un Cuerpo con «muchas especialidades» y le gustaría entrar en alguna. Tampoco quita el ojo a inscribirse a los futuros procesos de ascenso.

Y es que, a la larga, a Diana le gustaría formar parte de la Unidad de Apoyo y Protección a la Mujer, Menor y Mayor porque su objetivo es luchar contra la violencia de género.

La historia de la número uno de esta promoción no dista tanto del resto de sus 298 compañeros que han tenido que luchar y dejar de lado su vida para comenzar esta nueva aventura. El ambiente de tensión pasó a ser una fiesta con la conclusión del acto de entrega de despachos y el lanzamiento al aire de las gorras fue del comiento de una nueva etapa.

Una pedida de mano

Una nueva etapa como la de Borja, de 32 años, que nada más salir del evento hincó la rodilla al suelo para pedir matrimonio a su novia con la que lleva 14 años. La joven entre lágrimas dijo que sí mientras ambos se daban un beso y no podían contener las lágrimas.

Momentos después de la pedida de mano

Este agente patrullará en los próximos años el distrito de Usera y era la primera vez que se presentaba a una oposición de la Policía Municipal. «Es un sueño», admite entre lágrima aún a Vozpópuli.

Para otros nuevos policías como Sergio, de 33 años, este «proceso duro» ha valido la pena. «Ser policía es una maneria de vivir. También te da seguridad laboral y trabajas con cercanía siempre. Me gusta todo», declara este opositorio que ahora patrullará el distrito de Latina.

Fabio, de 31 años, llevaba años intentando llegar a este momento. «Para mi ser policía es un símbolo de tranquilidad y de seguridad», subraya pensando ya en su destino que será la unidad de Centro-Norte.

Para Sandra y Silvia, de 31 y 28 años, ocupar un puesto en este Cuerpo ha sido una «vocación». «Es mi vida y vivo para ello», detalla David, de 22 años, uno de los más jóvenes de la promoción que tendrá en Usera su nuevo destino.

Casi el 65% en distritos de bandas

De los 299 agentes, 238 son hombres y 61 mujeres. Casi el 65% de ellos (187) se desplegarán en los distritos con mayor incidencia de bandas juveniles, según el dispositivo especial habilitado por la Delegación del Gobierno en Madrid en las últimas semanas.

Centro será la zona con mayor número de incorporaciones (52) seguido de Ciudad Lineal (23), Tetuán (18), Usera (14), San Blas-Canillejas (13), Puente de Vallecas (12), Carabanchel (11), Villaverde (10), Hortaleza (7), Latina (5) y Arganzuela (5).

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha destacado que el año que viene comenzarán a prestar servicios en las calles de la capital más de 360 nuevos agentes. Ya en la actualidad, la Policía Municipal de Madrid es el Cuerpo de Europa con mayor número de efectivos. Además se ha comprometido a llegar al cupo de 7.000 agentes si el Gobierno central abre la tasa de reposición en las administraciones públicas.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.