Politics

Irán ya posee uranio suficiente para construir una bomba nuclear

Instalaciones para tratamiento de uranio en Irán. / Reuters

La Agencia de Energía Atómica revela que almacena una cantidad del mineral enriquecido dieciocho veces mayor que la pactada en 2015

Joe Biden prometió durante su campaña recuperar el acuerdo nuclear con Irán, firmado en 2015 por Barack Obama y roto por Donald Trump en 2018, pero se cumple un año de negociación indirecta y «la perspectiva de llegar a un acuerdo, en el mejor de los casos, es tenue», según Robert Malley, jefe negociador estadounidense.

El proceso de diálogo que arrancó en Viena está suspendido desde marzo y en las últimas jornadas un informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), que certifica que los iraníes ya poseen suficiente material para construir una bomba, y las denuncias de Israel sobre el robo de documentos clasificados por parte de Irán en el 2000 a la propia AIEA han alejado aún más la posibilidad de un acuerdo. Los iraníes defienden que su programa nuclear solo persigue fines pacíficos.

La AIEA reveló el lunes que Teherán almacena una cantidad de uranio enriquecido 18 veces mayor a la pactada en 2015 y confirmó que la república islámica prosigue con el enriquecimiento en un grado superior al 3,67 por ciento acordado entonces. Este alejamiento del texto firmado hace siete años forma parte de su estrategia de presión ante la ruptura del acuerdo por parte de Trump e insisten en que se trata de medidas reversibles en el mismo instante en que EE UU levante las sanciones.

Teherán calificó el informe de la AIEA de «injusto y desequilibrado» y lamentó que «no refleja la realidad de las negociaciones» con el organismo internacional. Saeed Khatibzadeh, portavoz de Exteriores, dijo que esperan que «este camino se corrija» y acusó a Israel de buscar cambiar la dirección de unos informes para que sean «más políticos que técnicos».

Documentos del Mossad

Esta fue también la respuesta de Khatibzadeh a la estrategia israelí de intentar hacer fracasar la negociación nuclear a base de publicar documentos obtenidos por el Mossad sobre el pasado del programa atómico. Israel aprovechó que falta menos de una semana para la celebración de la Junta de Gobernadores de la AIEA, en la que se decidirá el futuro de la investigación, para revelar un robo de documentos de Irán al organismo internacional.

«Irán robó documentos clasificados del organismo atómico y usó esa información para evadir sistemáticamente las investigaciones nucleares. ¿Cómo lo sabemos? Porque tenemos en nuestras manos el plan de engaño de Irán», aseguró el primer ministro Naftali Bennet. El mandatario israelí mostró a los medios esos documentos que demostrarían que la inteligencia iraní espió a la AIEA para evadir y engañar al organismo internacional.

En todo caso, se trata de material anterior a 2015, fecha en la se selló el acuerdo por el que los iraníes se comprometieron a limitar su enriquecimiento de uranio y permitir las investigaciones de los equipos internacionales, a cambio del levantamiento de sanciones.

Otro de los obstáculos para la firma del acuerdo es la exigencia de Irán de sacar a la Guardia Revolucionaria de la lista de organizaciones terroristas de EE UU. Esto fue también una decisión adoptada por Trump en 2019. Israel fue uno de los países que más presionó para lograr la inclusión de los guardianes en esta relación y Joe Biden informó recientemente a Bennet sobre su intención de no cambiar la decisión de Trump, pese al impacto que pueda tener en la negociación. El mandatario del Estado judío le agradeció el gesto y alabó a Biden como «un amigo verdadero de Israel».

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close