Politics

La dificultad para controlar los incendios provoca más desalojos en varios pueblos e impide a los vecinos regresar a sus casas

Varios incendios forestales declarados en las últimas horas aún sin controlar comprometen la sierra de Mijas en Málaga -donde aumentan los efectivos para extinguirlo- y el Parque Nacional de Monfragüe (Cáceres), y han obligado a desalojar varias poblaciones en Extremadura, Castilla y León, Andalucía y Galicia.

Las temperaturas extremas que afectan a España desde el 10 de julio (la segunda ola del calor del año) están complicando la extinción de decenas de fuegos en al menos cuatro comunidades, mientras que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé un breve alivio térmico el lunes, pero avisa de que después del martes previsiblemente volverán a subir los termómetros.

Nuevos desalojos de viviendas en Mijas

El incendio que se declaró este viernes en la sierra de Mijas (Málaga) y se extendió a Alhaurín de la Torre y Alhaurín el Grande, ha obligado este sábado a nuevos desalojos en debido a un foco secundario, pero su buena evolución en otras zonas ha permitido el regreso de los vecinos de unas doscientas viviendas.

El fuego, que según la última medición provisional ha recorrido un perímetro de 1.890 hectáreas, motivó en el primer día del incendio el desalojo preventivo de 3.065 personas de sus viviendas, 2.000 de ellas en Alhaurín el Grande y 1.065 en Alhaurín de la Torre.

En la mañana de este sábado se ha autorizado el regreso de 300 residentes en un centenar de viviendas de Lauro Golf, en Alhaurín de la Torre, y la evolución del incendio ha posibilitado igualmente que unas horas después se apruebe el realojo de los vecinos de otras cien casas de la parte alta de La Paca en Alhaurín el Grande.

No obstante, la tarde ha sido complicada para los medios de extinción, ya que el viento del Este ha reactivado el flanco Oeste, con “transición de fuego a copas y lanzamiento de focos secundarios”, según el dispositivo del Plan Infoca, lo que ha dirigido el incendio hacia La Mota, en Alhaurín el Grande, y ha motivado nuevos desalojos.

Según ha informado el servicio Emergencias 112 Andalucía, se ha procedido al desalojo preventivo de 41 viviendas de Pescadores, la zona del Chorro desde la carretera A-404 a Mijas y la urbanización Alhaurín Golf, todos ellos en Alhaurín el Grande.

Aunque en un principio se informó también del desalojo de 15 viviendas de venta Los Condes y de la urbanización Altaverde, finalmente no ha sido necesario por la evolución del incendio, ha precisado el 112.

El viceconsejero de Interior de la Junta, Antonio Sanz, ha cuantificado en 1.500 las viviendas afectadas actualmente por los desalojos preventivos, aunque no ha especificado el número de personas afectadas. Sanz ha explicado que, a raíz de los últimos desalojos, se ha incrementado hasta los 90 el número evacuados en los pabellones municipales habilitados como albergues para las personas que no puedan acudir a casas de familiares o amigos, 80 de ellos en Alhaurín el Grande.

El sector del municipio de Mijas “no presenta llama activa”, aunque los efectivos continúan rematando puntos calientes, y en la zona que limita con la urbanización Pinos de Alhaurín de la Torre, más al este del incendio, también se sigue trabajando. La zona norte del incendio tiene “pocos frentes de llama activos”, pero de vez en cuando se produce alguna pequeña reproducción, por lo que es necesario mantener la precaución, según Molina.

Vista de los equipos que están trabajando en el incendio de Casas de Miravete, localidad que ha tenido que ser desalojada esta noche, y que evoluciona de forma 'no favorable', según ha informado este viernes la Junta de Extremadura. La localidad de Casas
Incendio de Casas de Miravete, próxima al Parque Nacional de Monfragüe. Eduardo Palomo / EFE

Vigilancia en Casas de Miravete y Las Hurdes

El Plan de Lucha contra Incendios Forestales de Extremadura (INFOEX) continúa esta noche con los trabajos de vigilancia y control en los incendios de Casas de Miravete y Las Hurdes, de nivel 2 de peligrosidad, ante posibles reactivaciones, y ha desactivado el nivel 1 en los de Santa Cruz de Paniagua y Torre de Don Miguel, todos en la provincia de Cáceres.

La Junta de Extremadura ha recordado que ambos se encuentran activos y que las extremas condiciones meteorológicas, con altas temperaturas, condicionan el desarrollo de los mismos. A lo largo de la tarde del sábado, han estado trabajando, en el incendio que afecta Casas de Miravete, más de 200 efectivos, 16 unidades de tierra y diez medios aéreos.

También, han facilitado las labores de extinción la colaboración del Plan Infoca, la Unidad Militar de Emergencias, las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (Brif) y el Servicio de Extinción y Prevención de Incendios (Sepei).

Esta noche se han quedado en la zona 8 unidades de Infoex, 7 unidades de Infoca, 4 máquinas, 3 agentes del medio natural y 3 coordinadores, centrándose los efectivos del Plan Infoex especialmente en el entorno del Salto del Corzo.

Incendio activo en el Parque Nacional de Monfragüe, en el municipio de Deleitosa (Cáceres).
Incendio activo en el Parque Nacional de Monfragüe, en el municipio de Deleitosa (Cáceres). Ismael Herrero / EFE

En cuanto al incendio en la comarca de Las Hurdes, los efectivos del Plan Infoex y de la UME, han trabajado especialmente en la zona del valle de Ladrillar y de Aceitunilla. Asimismo, durante esta noche permanecerán en el perímetro del incendio 1 coordinador, 2 agentes del medio natural y 4 unidades terrestres.

Por otro lado, se mantienen las evacuaciones preventivas de los siete núcleos poblacionales de Aceitunilla, Ladrillar, Cabezo, Batuequilla, La Horcajada, Riomalo de Arriba y Las Mestas, en Las Hurdes, así como Casas de Miravete, Romangordo e Higuera de Albalat.

Aunque estaba más estabilizado, en la tarde del sábado había tres puntos críticos en los que el plan operativo se mantenía “especialmente vigilante y la prioridad se centra en la protección del Parque Nacional de Monfragüe.

En Castilla y León, se ha declarado esta tarde un nuevo fuego, en este caso en el municipio abulense de Cebreros (Ávila), donde la Junta de Castilla y León ha establecido el nivel 1 de peligrosidad, en una escala ascendente de 0 a 3, debido a que se prevén al menos doce horas para sofocar las llamas. Una docena de medios aéreos de Castilla y León, Castilla-La Mancha y la Comunidad de Madrid participan en las labores de extinción.

De los más de 30 incendios que asolan la comunidad, el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha expresado su confianza en que el clima ayude a estabilizarlos. Este sábado siguen activos doce y otros doce están controlados.

En el caso del de Navafría, en la provincia de Segovia, ha asegurado que todos los medios, tanto aéreos como terrestres, “están volcados” para lograr una rápida estabilización, ya que “las perspectivas no son desfavorables”.

Suárez-Quiñones se ha reunido este sábado en el Puesto de Mando Avanzado (PMA) ubicado en la localidad de El Maíllo (Salamanca) con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para conocer la situación del incendio de la provincia, que lleva más de 2.200 hectáreas quemadas y tres municipios evacuados: Monsagro, Morasverdes y Guadapero.

Doce incendios siguen activos en las provincias de Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria y Zamora; otros doce están controlados en León, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora; y diez extinguidos en Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria y Zamora.

El de la zona de Monsagro (Salamanca) está estable, aunque todavía hay llamas en algunas partes de la sierra que une Monsagro, Guadapero y Morasverdes, y cuya evolución dependerá de las circunstancias meteorológicas. Sin embargo, ya han podido regresar a sus casas los más de 260 vecinos de Morasverdes que habían sido desalojados por el humo.

Vista del incendio en Folgoso do Courel, Lugo, este viernes. El calor extremo seguido de tormentas, confluyeron en las últimas horas para que en la madrugada de este viernes se desatase una ola de incendios en Galicia, muchos de ellos en la provincia de L
Incendio en Folgoso do Courel (Lugo) en una fotografía tomada este viernes. Eliseo Trigo / EFE

En Galicia han ardido ya 4.300 hectáreas en trece fuegos, de los que tres incendios forestales en la provincia de Lugo ponen en riesgo a varios núcleos de población. El primero está en situación “dos”, empezó el jueves a las 20.37 horas en A Pobra de Brollón (Lugo), parroquia de Saa, donde afecta a unas 550 hectáreas y permanece activo.

Dos fuegos en Folgoso do Courel (Lugo) siguen activos. Uno de ellos en la parroquia de Seceda, donde ha quemado 950 hectáreas; y el segundo en la parroquia de Vilamor, que alcanza las 300 hectáreas. El municipio de Quiroga (Lugo) suma otros tres, todos activos; mientras que en la provincia de Ourense hay cuatro y dos más en Pontevedra.

Por su parte, los que están afectando desde este viernes a Montiel (Ciudad Real) y Matarrubia (Guadalajara) siguen sin ser controlados, y el primero de ellos está en nivel 1 de alerta porque ha cortado una carretera de la zona. Mientras, el registrado el pasado jueves entre Fuenmayor (La Rioja) y Lapuebla de Labarca (Álava) ha quedado extinguido, tras calcinar 10 hectáreas.

En Catalunya, el aeropuerto de Sabadell se ha reabierto la tarde de este sábado al tráfico aéreo una vez extinguido el incendio que ha afectado a cuatro módulos del aeródromo, un transformador e instalaciones de una aerolínea.

Comenzó sobre las 12.45 horas en una zona de huertos aledaña al aeropuerto y, posteriormente, ha entrado en el recinto de la instalación, lo que ha obligado a activar el plan de emergencia del aeródromo.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close