Politics

La Diócesis de Guadix restaura la figura del Furruñique

Un pedigüeño sostiene el Furruñique en Jueves Santo. / torcuato fandila

La imagen del siglo XVII, utilizada tradicionalmente por la hermandad para pedir dinero a los fieles en Semana Santa, recuperará su policromía original

La peculiar imagen del Furruñique será restaurada gracias a una subvención de aproximadamente 10.000 euros de la que ha sido beneficiaria la Diócesis de Guadix. La figura, de apenas 22 centímetros y tallada en madera, pertenece a la Hermandad del Nazareno y es utilizada por sus miembros desde los años 50 para pedir dinero entre los fieles en su salida procesional cada Jueves Santo.

«Los últimos estudios realizados por los expertos confirman que la figura data del siglo XVII y que es de escuela sevillana», asegura Francisco Gabarrón, uno de los miembros de la Hermandad del Nazareno, cuya familia ha estado tradicionalmente unida a la figura. Fue precisamente su abuelo, Ramón Torrecillas, quien custodió la imagen en su casa durante muchos años junto a Francisco Hidalgo, otro de los hermanos encargado de su protección.

La Hermandad del Nazareno empezó a restituirse tras la Guerra Civil y en 1951 hizo su primera salida procesional. «La junta decidió entonces que mi abuelo, Ramón Torrecillas, fuese uno de los pedigüeños», añade. Así fue como empezó la tradición de pedir con la imagen del Furruñique, una costumbre que se mantiene 80 años después en las calles del municipio. Una década después del inicio del uso de esta figura por parte de la hermandad, hacia 1961, se decidió que los dos hombres en cuestión custodiasen la figura en sus casas para evitar que esta se deteriorara.

La imagen va sujeta a una bandeja de cobre y en 1978 se le añadió una túnica bordada en oro realizada por las dominicas de Huéscar. Actualmente se ubica en la capilla del Nazareno, en la Iglesia de Santiago.

Restauración de la escultura

El encargado de llevar a cabo la restauración es Pedro Manzano Beltrán, quien asegura que «la categoría artística de la imagen es excelente». «La singularidad de esta imagen es que va unida a una plataforma de metal que se ha utilizado tradicionalmente para pedir, pero cuyos beneficios han ido siempre destinados a caridad, aunque este año también a los refugiados ucranianos. Se trata también de una de las imágenes más antiguas de la Semana Santa de Guadix y, además, la escultura estuvo envuelta en sábanas y enterrada durante la Guerra Civil para que no se perdiera», indica Francisco Gabarrón.

La restauración va a consistir en la recuperación de la policromía original, aunque también se va a llevar a cabo una tarea de conservación, así como un análisis en profundidad para conocer con exactitud la época a la que pertenece y la madera con la que esta se realizó. «Se va a respetar lo máximo posible los signos históricos que tiene la figura y se van a reintegrar algunas posibles lagunas que haya en ella a través del uso de papel japonés y otros pigmentos especiales para que no dañe ni enmascare a la imagen», añade Francisco.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close