Politics

La española Silence contratará a parte de los empleados de Nissan para Zona Franca

Publicado

Tras unos meses convulsos con muchos proyectos en el aire para la reindustrialización de Nissan Barcelona pero sin llegar a cerrar ninguno –que dio pie esta misma semana a nuevas movilizaciones de los ex trabajadores de la planta japonesa–, parece que al fin llegan los primeros brotes verdes para dar una solución a las demandas de los empleados que llevan desde enero en sus casas cobrando el subsidio de desempleo.

Y es que la reindustrialización de Nissan ha dado un paso adelante al cerrar la española Silence y los sindicatos un acuerdo para contratar a un centenar de extrabajadores, aunque el proceso para reactivar toda la planta de Zona Franca de Barcelona sigue sin cerrarse del todo. Después de que Silence, fabricante de motocicletas eléctricas participada por Acciona, amagara la semana pasada con replantearse su inversión, el principio de acuerdo para contratar a 110 trabajadores de Nissan garantiza que se instalará en Zona Franca.

Silence tiene previsto fabricar además de motos eléctricas pequeños coches eléctricos en estas instalaciones. En función del acuerdo, alcanzado hoy mismo tras doce horas de reunión, los exempleados de Nissan se incorporarán al proyecto de Silence con las condiciones acordadas en el ERE que recogen tres años de empleo mínimo y un sueldo que está un 20% por encima del de referencia del sector.

En el Parlamento de Cataluña, el conseller de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, se ha congratulado del acuerdo y ha destacado que permite “desbloquear una buena parte de la negociación sobre Nissan”. También ante el pleno de la cámara, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha querido “agradecer el trabajo” llevado a cabo por el departamento de Empresa, así como también “a la representación de los trabajadores y al conjunto de actores que han participado de la mesa de reindustrialización”.

En paralelo, medio millar de extrabajadores de la multinacional japonesa según cálculos de la Guardia Urbana de Barcelona se han manifestado por el centro de la ciudad para reclamar a Gobierno y Generalitat que aceleren el proceso de reindustrialización, alarmados por la lentitud con la que avanza y la falta de concreción de los proyectos industriales.

Los trabajadores, que están cobrando el paro desde principios de año mientras esperan su recolocación, se han concentrado ante la sede del departamento de Empresa y Trabajo en Passeig de Gràcia y han avanzado hasta la Delegación del Gobierno, en la calle Mallorca, donde han improvisado una asamblea.

Menos de un 10% de recolocaciones

Reclaman que el 14 de marzo se les dijo que en un mes tendrían lista una propuesta para la licitación de los terrenos de Zona Franca y que han pasado dos meses sin haber nada cerrado. El pasado viernes tuvo lugar la última reunión de la comisión de reindustrialización de la que forman parte sindicatos, empresa y administraciones, en la que se plantearon unos plazos para sacar el concurso que debe elegir el operador logístico de Zona Franca que no permitirán cerrar el proceso, como mínimo, hasta el mes de julio, según han denunciado los sindicatos.

Los sindicatos presionan al Gobierno y al Consorcio de la Zona Franca, el encargado de sacar el concurso, para acortar los plazos “el máximo posible”, al tiempo que piden que la mesa entregue al hub de descarbonización que lidera QEV la carta de intenciones que ésta reclama para facilitar la búsqueda de inversores y avanzar en el proyecto.

En los terrenos de la Zona Franca está previsto que se instale el proyecto del hub, que ocuparía la mayor parte, además del de Silence, que se quedará con un espacio pequeño, y alguna propuesta logística. Las centrales han valorado el acuerdo con Silence pero han advertido de que este centenar de trabajadores son menos de un 10% de los casi 1.400 que están en sus casas esperando la concreción del proyecto de recolocación.

Además, los representantes de los trabajadores han expresado su temor a que detrás de la dilación del proceso para dar nueva vida a las plantas de Nissan se encuentren intereses “ocultos” por favorecer los usos logísticos por encima de los industriales.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close