Politics

La imputación de la consejera de Agricultura altera la tranquilidad del Gobierno andaluz

Una sorpresa inesperada, en forma de imputación, ha venido a alterar la balsa de aceite que representaba hasta ahora el pacto de gobierno conformado en Andalucía por Partido Popular y Ciudadanos, la única coalición de estas características que aún sobrevive en las comunidades autónomas. La consejera de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Carmen Crespo (PP) ha sido citada como investigada, junto a otras 19 personas, en el marco del sumario que tramita la titular del Juzgado de Instrucción 6 de Almería, Belén Vico, sobre la supuesta caja B del PP de Almería, al que pertenece quien fuera alcaldesa de Adra entre 2003 y 2011.

En base al acuerdo firmado entre PP y Cs –cuando comenzaron a gestionar en coalición la Junta de Andalucía en 2019– no puede haber imputados en el Consejo de Gobierno que preside Juanma Moreno y vicepreside Juan Marín. De hecho, el portavoz de la formación liberal en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha dicho este martes ante los periodistas que “en el pacto de Gobierno que Ciudadanos tiene con el Partido Popular, en la Junta de Andalucía, está por escrito la necesidad de la limpieza democrática y nadie que tenga la más mínima sospecha, sombra de duda sobre su proceder en los cargos públicos que ha podido desempeñar, puede formar parte de un gobierno del que Ciudadanos sea socio”, ha enfatizado.

A pesar de la contundencia de los argumentos de Bal, él mismo ha matizado que están a la espera de conocer en profundidad los hechos adelantados este lunes por el diario El País. Además, el que fuera candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid basa su cautela en  que Crespo “ya no era alcaldesa” cuando se producen los hechos investigados por los que ha sido imputada; no por su gestión directa como regidora, sino por el cargo de presidenta de la Asociación de Promotores Turísticos del Poniente (entre 2009 y 2011). Ella misma ha declarado este martes que ya no desempeñaba tal responsabilidad en 2012 “cuando se adjudicó la obra”, en alusión al objeto de la investigación sobre presuntos pagos ilegales de la constructora Hispano Almería S.A. al Ayuntamiento de La Mojonera.

Bal ha dejado claro, no obstante, que “una vez se aclaren y se tenga cumplida noticia de los hechos que fundamentan esta investigación, por parte de la Justicia penal, les aseguró que Ciudadanos hará cumplir, efectivamente, el acuerdo que tiene con el Partido Popular”, ha zanjado el portavoz.

Es hasta ahora la única reacción oficial de Cs, después de que no haya habido aún pronunciamiento oficial del vicepresidente de la Junta y coordinador regional del partido naranja, Juan Marín. Por lo que respecta al PP, cuando el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha sido preguntado sobre si la imputación de Crespo podía enturbiar las relaciones con Cs y que este partido les hiciera cumplir dicho acuerdo su respuesta ha sido escueta: “el objetivo de este Gobierno sigue siendo agotar la legislatura”, sin más comentarios al respecto.

Carmen Crespo, que asegura haber conocido su imputación “por los medios de comunicación”, dice estar “absolutamente tranquila”, porque “todos los los cargos que he ejercido lo he hecho con honradez y honestidad en la vida pública”. Ha añadido, cuando todavía no se había iniciado el turno de preguntas de los periodistas, que tiene “una casa modesta que he pagado con el sudor de mi frente y mi trabajo”.

Sorprendentemente, cuando podría haberlo hecho, la consejera no ha invocado su condición de aforada, si se tiene en cuenta que ha sido citada a declara en abril de 2022 por una juez de instrucción que no es competente para tomarle declaración en calidad de investigada-imputada. Sólo tiene tal potestad el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Lo que si anuncia Crespo es que recurrirá el auto de imputación en base a que la presidencia que ostentó es “rotatoria”, de carácter “institucional” y  “no adjudica obras”. La consejera muestra su total disposición a “colaborar” con la autoridad judicial y recuerda que como secretario de dicha asociación estaba un alcalde del PSOE, “mi amigo el alcalde de Vícar”.

Cuando se le ha preguntado qué le habían trasladado el presidente y vicepresidente de la Junta, tras conocer su imputación, la titular de Agricultura ha respondido que “el señor Marín y el propio presidente están absolutamente tranquilos con este tema, como está la consejera”, ha concluido en alusión a sí misma.

Por otro lado todos los partidos políticos de la oposición, desde el PSOE, pasando por Vox, a Unidas Podemos, han reaccionado con beligerancia a la imputación e Crespo. En el caso de la formación de Abascal su portavoz parlamentario, Manuel Gavira, ha insistido en “elecciones ya” para tener Gobierno andaluz “sin corruptos”.

“El Gobierno de Juanma Moreno se parece cada vez más a los gobiernos socialistas que asolaron Andalucía. Su consejera de Agricultura es imputada por la caja B del PP de Almería. Los andaluces merecen un Gobierno sin corruptos y solo VOX puede garantizarlo. ¡Elecciones ya!”, ha publicado el grupo de Vox en Twitter.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.