Politics

La profecía de un Nóbel sobre la lengua catalana

La imposició del català ja s’albirava el 1952.

El inabarcable Jesús Laínz nos recuerda desde Libertad Digital unas clarividentes declaraciones del futuro premio Nóbel, Vicente Aleixandre, en 1952:

«Los catalanes [volia dir «nacionalistas catalanes»] no se contentarán con que puedan publicar sus libros en catalán, lo que es enteramente justo, sino que en una nueva etapa, cuando llegue, si es que llega, la democracia, querrán que toda la enseñanza en Cataluña se dé en catalán, y el castellano quede completamente desplazado, y se estudie sólo como un idioma más, como el francés. A esa desmembración lingüística me opondré siempre, como se opusieron Unamuno y Ortega en el Parlamento de la República».

Laínz rememora que «No estuvieron solos en su denuncia Unamuno y Ortega, puesto que también Menéndez Pidal deploró en aquellos republicanos días que los catalanistas, incluso antes de tener aprobado el estatuto, hubiesen comenzado a implantar un sistema de discriminación lingüística más opresor que el que tan amargamente habían denunciado en el régimen monárquico y a «echar por dentro el cerrojo idiomático para que allí no entre nadie»».

I és que la llengua catalana, que els catalans veiem només com a una estimada eina de comunicació, per als nacionalistes és una eina de nacionalistització, o introducció de la ideología nacionalista al cap dels catalanoparlants. Tengámoslo claro.

Dolça i desllenguada Catalunya…



Categories: LlenguaLibre

Tags: Jesús Laínz, lengua catalana, Vicente Aleixandre

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.