Politics

los afectados por el ‘Madrid Puro Reggaeton’ podrán reclamar daños y perjuicios

Publicado

Actualizado

Los usuarios afectados por la cancelación del Madrid Puro Reggaeton Festival unas horas antes del comienzo del certamen pueden recibir el reembolso íntegro de las entradas (entre 40 y 80 euros) y tienen derecho a reclamar por daños y perjuicios la cuantía gastada en transporte y alojamiento que no vayan a poder recuperar íntegra o parcialmente, según informa FACUA en una nota de prensa.

El evento, que estaba programado para los días 15 y 16 de julio en el estadio Wanda Metropolitano, fue cancelado debido a la denegación del permiso para la celebración del festival por parte de la Comunidad de
Madrid a menos de un día de su comienzo por no reunir las condiciones de seguridad necesarias.

La promotora del festival, ‘Con la música a otra parte 2020 AIE’, no ha recibido la licencia del Ejecutivo regional pese a haber cambiado la ubicación del evento de la Caja Mágica al Wanda Metropolitano, que, según la versión de la empresa organizadora, es “más seguro, con mejores accesos y mejor conexión en transporte público”.

Según Facua, el informe realizado por la Policía Municipal de Madrid refleja que el Plan de Autoprotección presentado para el Madrid Puro Reggateon Festival, que había vendido 35.000 abonos, contiene “errores en los datos de la actividad”. Además, dicho informe refleja que “tampoco se ha realizado la reunión previa de Seguridad en Delegación del Gobierno para establecer el oportuno dispositivo de seguridad”. Asimismo, la Policía resalta que “el seguro de Responsabilidad Civil presentado no tiene la ubicación correcta”.

El nuevo plan de seguridad tras el cambio de localización del festival fue presentado fuera de plazo. Estas solicitudes se deben presentar con al menos un mes de plazo y, en este caso, se realizó a tan solo cuatro días del comienzo del evento.

FACUA ya había denunciado a la promotora de este festival por prohibir entrar con comida y bebida a las instalaciones. En la página web del festival, ya inoperativa, se recogía que la entrada al recinto de cualquier tipo de bebida o comida estaba “terminantemente prohibida”, “pudiendo los asistentes ser registrados”. Además, aparecía reflejado que el incumplimiento de esta norma supondría “la expulsión inmediata del recinto”.



Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close