Los pasos firmes del Afrofeminismo en Cuba – Rebelion

Por primera vez en Cuba se celebraron jornadas enteras por el Día de
la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora. La fecha, acordada
desde 1992 y a conmemorarse cada 25 de julio, es de especial
significación para las mujeres negras y racializadas debido a la
historia de nuestra presencia en el continente y, también, para recordar
que nuestras identidades son afectadas por múltiples discriminaciones
como lo son el género, la raza y la clase social.

Si bien el proyecto revolucionario iniciado en 1959 en Cuba impulsó que el principio de igualdad entre todas las personas, no solo en el plano formal sino en el real con acciones concretas, actualmente las desigualdades sociales en la Isla afectan con mayor profundidad a varias poblaciones con vulnerabilidades, entre las que se encuentran las mujeres racializadas. No obstante, la herencia ancestral de resistencia y resiliencia emergen en la dura cotidianidad desde sus formas culturales y artísticas, hasta en la sobrevivencia de la vida/empleo/economía informal.

Este amplio abanico de realidades diversas que afrontan las mujeres afrocubanas fue reflejado en la Primera Jornada por el Día Internacional de la Mujer Afrolatina, Afrocaribeña y de la Diáspora que estuviera dedicada a la poeta recién fallecida Georgina Herrera y organizada por un grupo de mujeres de diferentes campos: Yulexis Almeida Junco, Norma Rita Guillart, Lisandra Torres, Yeniset Núñez, Rosaida Ochoa y Maydi Estrada Bayona.

El programa contempló actividades entre el 18 y el 25 de julio. Entre
expresiones de distintas manifestaciones del arte hasta coloquios
académicos, pasando por la experiencia en los proyectos comunitarios, el
festejo y el compromiso por una lucha articulada contra el racismo y el
sexismo que en particular impactan a las mujeres racializadas fueron
entrelazados por el pulso de la vindicación y la memoria.

En el
evento inaugural la investigadora y activista Gisela Arandia recibió la
distinción honorífica Cátedra Nelson Mandela, otorgada por la Cátedra de
Estudios sobre Afrodescendencia del mismo nombre, perteneciente al
Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), de manos
de la Dra. Rosa Campoalegre Septién. En sus palabras de agradecimiento,
Gisela remembró las luchas y los aportes de las mujeres negras para la
historia de la nación cubana, los grandes desafíos de las mujeres
cubanas ante la crisis por la COVID-19
como aquellas que sostuvieron en hospitales, centros de aislamiento y
en la elaboración de las vacunas. Además, pidió un minuto de silencio en
memoria del líder africano Nelson Mandela a propósito de que se
celebraba en esa fecha su día.

Gisela Arandia. Foto: autora.

La
velada, que también estuvo acompañada con la presencia de la Secretaria
Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas Teresa Amarelle Boue,
estuvo protagonizada por las artes, el teatro, el cine, las narradoras
orales que nos desprendieron lágrimas y risas, y también por la
percusión y cantos del conjunto Obiní Batá, conformado por mujeres que
tocan de manera profesional los tambores batá y que han llegado a ser un
paradigma de desafío al machismo dentro de las tradiciones afrocubanas.

Varias veces se mencionó el nombre de Francia Márquez
como ejemplo de mujer negra en las luchas por la emancipación del
continente. También la voz del activismo afrofeminista estuvo presente
gracias a Diarenis Calderón Tartabull, curadora, educadora popular y
cofundadora de la colectiva “Nosotrxs”. La activista mencionó a esas
“otras” protagonistas del quehacer cotidiano, casi siempre
invisibilizadas y marginalizadas, como las vendedoras ambulantes, las
prostitutas o mujeres que ejercen el sexo transaccional, las amas de
casa, las migrantes, las insertadas en el mercado informal de la
economía, en su mayoría mujeres racializadas. Su alocución levantó
emociones entre el público y ovaciones.

Diarenis Calderón. Foto: autora.

Lo
más trascendental fue asistir a un nacimiento, como dijera la Dra.
Maydi Bayona durante la inauguración, el de la Articulación
Afrofeminista Cubana compuesta por un registro variadísimo y múltiple de
mujeres, grupos, proyectos y colectivos, desde la academia hasta la
organización barrial. Sin duda alguna, la fecha fue histórica.

Maydi Bayona. Foto: autora.

En
los días siguientes hubo ponencias, paneles en la Casa de África,
momentos de música tradicional protagonizado por mujeres en la rumba
(Patrimonio inmaterial de la humanidad), invitados internacionales del
Congo, Haití y Burkina Faso, y una bellísima exposición colectiva de
artes plásticas nombrada “Caminos”.

La muestra, que aún se exhibe
en la galería del Consejo Nacional de Casas de Cultura (calle 5ta entre C
y D, Vedado), acoge las obras de más de diez artistas, de entre los 20 y
los 60 años de edad, y aborda las problemáticas de las mujeres
afrodescendientes en especial y, también, su potencia creadora en
conexión con el universo y la naturaleza.

Otra
jornada memorable tuvo lugar el día 21 de julio en el Multicine Infanta
donde tuvo lugar el Coloquio “Mujeres Afrodescendientes en Cuba”,
nutrido por la propia Articulación y con el apoyo del Programa nacional
contra el racismo y la discriminación racial. La conferencia magistral
corrió a cargo de la Dra. María del Carmen Zabala con el tema
“Desigualdades y vulnerabilidades: análisis interseccional y prospectivo
de mujeres negras cubanas”.

No obstante, en el recinto confluyó
una sinfonía de voces, sentipensares y demandas de la que se puede
recoger una agenda de acciones comprometidas con las desigualdades que
afectan la vida de las mujeres racializadas cubanas y, además, con la
población racializada en el país de manera general.

El Coloquio
estuvo divido en cinco paneles: 1- Racismo y activismo antirracista en
la sociedad cubana actual; 2- Contribución de las mujeres
afrodescendientes a la historia, la cultura y las ciencias en Cuba; 3-
Cimarronas, mujeres en resistencia (a cargo de la Cátedra Nelson
Mandela); 4- Vulnerabilidades de las mujeres afrodescendientes; 5-
Mujeres afrodescendientes y medios de comunicación.

En un breve resumen se puede señalar la importancia de los siguientes apuntes:

  • El
    legado de las mujeres negras en la historia de Cuba, mencionándose con
    especial énfasis la historia de la rebelión de Carlota (7 años antes que
    el histórico discurso de Soujourner Truth en Estados Unidos considerada
    la precursora del feminismo negro), y la trascendencia de Minerva: revista quinquenal para mujeres de color y las mujeres afrocubanas que la hicieron posible.
  • La
    significación histórica de la solidaridad del pueblo cubano en la lucha
    contra el Apartheid en el continente africano y el rescate de las
    historias de vida de quienes protagonizaron aquella hazaña; señalándose
    también la deuda con la atención a los combatientes sobrevivientes de
    aquellas gestas ya que, en la actualidad, muchos viven en condiciones
    deplorables.
  • La presencia de Fidel en la delegación cubana
    durante la Tercera Conferencia Mundial contra el Racismo, la
    Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de
    Intolerancia, conocida como Durban 2001, y su firme compromiso con la
    eliminación del racismo en Cuba y a nivel mundial.
  • La necesidad
    de que los programas de estudio y la literatura escolar desde edades
    tempranas incorporen los aportes de las personas afrodescendientes y que
    sea, más que todo, una educación antirracista. En este particular se
    recordó la labor de Esteban Morales, recientemente fallecido, y que
    apuntara la “educación blanca” de la enseñanza en Cuba como un dilema a
    superar.
  • Los sesgos de discriminación racial que persisten en
    las escuelas del país y que comienzan a aflorar sus consecuencias
    negativas con mayor nitidez durante la enseñanza secundaria, desde una
    autopercepción racista hasta en las interacciones sociales.
  • La
    feminización racializada de la pobreza, del empleo informal, de la
    migración interna, de las jefaturas de hogares, del desempleo, de las
    viviendas precarias. Situaciones que se han agudizado con la actual
    crisis económica y con las últimas medidas implementadas a partir de las
    cuales la dependencia de la divisa para reproducir la vida se ha hecho
    mayor, cuando son las mujeres racializadas las menos favorecidas en
    cuanto a remesas del extranjero o viajes al exterior, por tanto, con
    menor capacidad para acceder a la divisa.
  • La situación que
    enfrentan mayormente las mujeres racializadas que tienen familiares en
    régimen penitenciario (pues la mayoría de la población penal es
    no-blanca), la necesidad de programas que les atiendan, incluso, que la
    mayoría de mujeres privadas de libertad son también afrodescendientes.
  • Lo anterior se enlaza a la criminalización del mercado/empleo informal en los cuales están sobrerrepresentadas.
  • Las
    desigualdades que repercuten en la salud de mujeres negras y mestizas
    en todo el país se han visto agravadas tras la pandemia, llegando a ser
    el grupo poblacional con menor esperanza de vida de todos. De ahí la
    necesidad de que los estudios de salud contemplen la raza o el color de
    la piel como un marcador a investigar.
  • El racismo persistente en
    la televisión cubana y en otros medios de comunicación. Aunque se ha
    avanzado en la representación de personas afrodescendientes en los
    programas de televisión desde el llamado que hiciera Raúl Castro, no ha
    sido suficiente pues persiste una visión eurocentrada de la misma.
    Incluso, cuando las presentadoras de la televisión son negras, casi
    siempre terminan asumiendo estereotipos de belleza europea.
  • La
    importancia de la afroestética, del trabajo en las comunidades y en los
    barrios, de que las mujeres afrodescendientes conozcan cómo tratar su
    cabello, cómo peinarse y cómo amarse y valorarse a sí mismas con el pelo
    natural.
  • La necesidad de una perspectiva interseccional y
    transversal en las leyes cubanas en donde raza y género converjan como
    un entramado más complejo de discriminación, por tanto, de una necesaria
    atención imbricada desde el punto de vista legal, incluyendo la visión
    antipunitivista. Es preciso contar con una ley donde se especifiquen los
    conceptos relacionados al racismo que hoy articulan la Constitución y
    el proyecto de Código Penal (por poner dos ejemplos), pero que no quedan
    especialmente definidos mediante el término “color de la piel”. Además
    de que se requiere una implementación legal adjetiva al mandato
    constitucional contra el racismo.

Otra
cita de lujo tuvo lugar en el Instituto de Filosofía, junto a la
cátedra Berta Cáceres, con un panel titulado “La mujer afrocaribeña:
Mirada desde dentro. Diálogo entre cultura, historia y decolonialidad”,
organizado por MsC. Aracely Malagón. El panel abrió nuevas líneas de
investigación y reflejó la necesidad de políticas públicas más
eficientes desde la interseccionalidad y la decolonialidad. También, el
mismo día 22 de julio en el anfiteatro Varona, la Dra. Yulexis Almeida
Junco anfitrionó un conversatorio donde participaron Roberto Zurbano,
María del Carmen Zabala y Norma Rita Guillart rememorando la obra y vida
de Georgina Herrera. Al cierre se proyectó el documental multipremiado
“Diálogo con mi abuela” de Gloria Rolando.

Cerrando las jornadas
hubo conciertos, desfiles de moda y venta de productos afro, afroferias y
una puesta en escena de la directora Fátima Patterson con el grupo de
teatro Macubá. La participación de los proyectos Quisicuaba y Red
Barrial Afrodescendiente también acompañaron las actividades.

La
conmemoración por vez primera del Día de la Mujer Afrolatina,
Afrocaribeña y de la Diáspora, con el rigor, el compromiso y la
diversidad con que se desarrollaron las jornadas proyecta hacia el
futuro una agenda multicausal y polivocal que tributen a un solo empeño:
la dignificación de las mujeres afrodescendientes cubanas. Sobre todo
que el pilotaje de esta gran travesía tenga como protagonista a la
recién nacida y altamente necesaria Articulación Afrofeminista Cubana
también avizora nuevos capítulos en la historia del feminismo negro,
decolonial y diaspórico de Cuba.

Fuente: https://oncubanews.com/cuba/los-pasos-firmes-del-afrofeminismo-en-cuba/



Source link

Los pasos firmes del Afrofeminismo en Cuba – Rebelion

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top