Politics

Moncloa copia la estrategia nacionalista de “memòria històrica”

El prusés ja s’aplica arreu d’Espanya: adoctrinament massiu amb fake news històriques a les escoles.

Llevamos más de 8 años explicando cómo el nacionalismo se hizo con el control de la educación desde los años 80, según estaba planificado en el Programa 2000 de nacionalistización de Cataluña. Una de las herramientas fundamentales fue -y sigue siendo- la falsificación de la historia en la escuela para hacerla coincidir con el relato lazi. Des de fa 40 anys els catalans que surten de les madrasses oficials o concertades creuen que existí una «Corona Catalana», que Cataluña es una «nació» conquistada por Aspanya, o que la guerra civil fue de Aspanya contra Catalunya; los más avanzados hasta profesan la catalanidad de Cervantes.

Lo de la «memoria histórica» que empezó Zapatero (PSOE) en 2004 y que el PP ha continuado es una copia de lo mismo: colar ideología a través de fake news históricas. I els dolços més espabilats com en Joan López Alegre se n’adonen. Así lo explica desde Economía Digital:

«La memoria histórica es un eufemismo de la reescritura de la historia. España, de la mano del socialismo contemporáneo, ha pasado (…) a reabrir fosas en búsqueda de no cerrar heridas y revivir enfrentamientos ya olvidados.

y, así, el Almirante Cervera, ministro de marina con el liberal Sagasta, pierde su calle en Barcelona por franquista, aunque fue ministro cuando Franco tenía 1 año de edad. (…) estadios deportivos como el Lluís Companys de Barcelona, del que se recuerda que fue fusilado por Franco como si dicho crimen atroz hubiera sucedido ayer, pero se evita rememorar que Companys miro hacia otro lado mientras la CNT y los esbirros de Moscú en Barcelona asesinaban en las checas a más de 8000 catalanes. (…)

Un ejercicio de intento de adoctrinamiento masivo de la sociedad. Si mientras en TV y cualquier medio se habla, en todo momento, de la historia de España en blanco y negro y a la vez se deja de enseñar historia la única verdad posible que será conocida por la población es la que se cuenta de forma manipulada por los medios de comunicación. (…)

La historia dejará de ser memorística (…) El objetivo de tal medida es evidente, que nadie se interese por la historia de su país, España, pero se introduce en el currículum historia del feminismo y de los derechos de las personas LGTBI. (…) 

Tenemos un gobierno que (…)  cree que los hijos no son de los padres, sino del Estado y sin duda el Estado tiene derecho a programarnos«.

Los padres dolços deberían tener claro que es necesario dedicar algunas tardes semanales a limpiar de propaganda ideológica las cabecitas y corazones de sus hijos. De lo contrario es muy probable que los pierdan.

A los que en el resto de España les da igual el nacionalismo catalán y lo que nos pase a los de aquí, quizás se vayan dando cuenta de que la regeneración de España pasa por la de Cataluña. Se cumple una vez más el diagnóstico de Boadella: «Cataluña ha irradiado la demencia al conjunto de la política española».

Dolça i contagiosa Catalunya…



Categories: Historia

Tags: Joan López Alegre, Memoria Histórica

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close