Politics

Nuevo milagro en el Bernabéu, nueva final de Champions para el Real Madrid

Publicado

Actualizado

Vamos a tener que empezar a pensar que lo de los milagros y el Santiago Bernabéu es algo que venía escrito en alguno de los testamentos de la Biblia.

El Real Madrid parecía eliminado, estaba besando la lona y de pronto llega Ancelotti, mete a Camavinga, Rodrygo y Asensio en sustitución de Casemiro, Modric y Kroos y consigue salvar la eliminatoria en el descuento gracias a estos tres cambios. Es de locos lo del Real Madrid.

Un gol de Mahrez fue respondido por dos de Rodrygo cuando estaba a punto de acabar el tiempo reglamentario para forzar la prórroga. Posteriormente, Benzema metió de penalti para volver a llevar a los merengues a una final de Champions League.

Liverpool y Real Madrid se enfrentarán en Paris.

Una primera toma de contacto

La primera parte de esta vuelta de semifinales pasó en un visto y no visto. El Real Madrid salió con una cara totalmente diferente a la mostrada la semana pasada en el Ethihad Stadium, queriendo dificultar la salida de balón del City y tratando de completar transiciones ‘Box to Box’.

Lo cierto es que esta primera parte ha sido un regalo para los espectadores. Los cityzens gozaron de ocasiones para perforar la portería blanca, sobre todo, tuvieron una ocasión clarísima con un disparo de Bernardo que despejó Courtois. Por su parte, los de Ancelotti rondaron el área defendida por Ederson pero sin peligro para Edersom

A medida que los primeros 45 minutos se iban consumiendo, la intensidad del Real Madrid imperó por encima del juego del equipo británico. Los blancos fueron de menos a más,pero los defensas del City demostraron ser un muro impenetrable.

¡Qué locura!

La segunda mitad comenzó con un Real Madrid que ya disfrutó de su primera clara,clarísima, ocasión en los primeros segundos. El City salió dormido tras el saque del centro del campo, Carvajal dio el pase de la muerte a Vinicius, que remató fuera en el segundo palo.

Esta ocasión inauguró un monólogo del Madrid con una gran intensidad tras pérdida que asfixiaba a los de Guardiola. No obstante, esto no era suficiente, Karim Benzema no intervenía lo suficiente, ‘Vini’ no estaba acertado de cara a gol y el City entraba en el campo blanco como cuchillo en mantequilla.

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe… y es que en una de estas llegadas el City pilló descolocado al Madrid, Bernardo Silva condujo viendo la llegada por la derecha de Mahrez, quien recibió a placer para rematar de primeras con potencia y meter el primer gol del partido.

Los de Ancelotti se volcaron al ataque una vez encajado el tanto cityzen y justo cuando ya todo parecía perdido la épica volvió al Santiago Bernabéu. Justo cuándo el cuarto árbitro iba a sacar el cartelón con el descuento llega un centro lateral que caza Benzema en la línea de fondo, este toca para Rodrygo Goes, el brasileño para que anotara el primero de los blancos.

Pero esto no había acabado, ya saben que “90 minuti en el Bernabeu son molto longos” y en la ocasión siguiente Carvajal centra por su banda por enésima vez en la segunda parte, Asensio la peina y Rodrygo vuelve a rematar ante Ederson para forzar la prórroga ¡Qué locura!

Milagro en el Bernabéu, da igual cuando lo leas

Ancelotti parecía un loco quitando, tras el gol de Mahrez , a los tres intocables (Casemiro, Kroos y Modric) lo que no sabíamos es que Camavinga, Rodrygo y Asensio serían quienes levantarían a un Real Madrid alicaído amparado a un nuevo milagro.

Gracias a uno de estos cambios, Camavinga, llegó el penalti que pondría por primera vez en toda la eliminatoria al conjunto merengue. Tras una carrera del joven ‘Cama’ llega un balón filtrado al área cityzen para que Karim Benzema meta la puntera y forzara la entrada de Ruben Dias y el posterior penalti. El ‘9’ del Madrid lo tira ajustadísimo la derecha del palo de Ederson. La locura se desató en el feudo madridista.

Tras el penalti, el partido se convirtió en un asedio cityzen pero el partido ya estaba sentenciado. El Real Madrid defendió su ventaja con uñas y dientes hasta el final.

Es de elogiar la valentía que ha tenido Carlos Ancelotti sentando a las vacas sagradas del Real Madrid para que los cambios, en especial Camavinga y Rodrygo le dieran la eliminatoria cuando el conjunto estaba recibiendo la extremaunción.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close