Politics

Pillan a la alcaldesa comunista de Barcelona en el elitista club privado de la Cerdaña

Home Huid del nacionalismo Pillan a la alcaldesa comunista de Barcelona en el elitista club privado de la Cerdaña

Vostè paga, barceloní.

Mentre els barcelonins pateixen impuestos suecos, suciedad senegalesa, robos en la playa ante las cámaras, desplome económico, urbanismo chekista, desmadre circulatorio, y cánones y tasas desorbitados, la alcaldesa comu-nacionalista de Barcelona, n’Ada Colau (del partit Barcelona en Comú, marca de Podemos a la ciutat comtal), se va a veranear al club de élite de la Cerdaña.

Así pescaron los dolços el pasado 30 de julio a la Colau: disfrutando de una comilona en el Club privado de Tartera, en la Cerdañaepicentro estival pijovergente. El mismo recinto exclusivo donde en 2019 pillamos al delincuente Oriol Pujol eludiendo las «actividades de voluntariado» a las que le obligaba el régimen penitenciario.

Recuerde: ud. lo pasa mal, la Colau y los de la casta lo pasan cada vez mejor. Casi 9 de cada 10 turistas españoles (88%) se han visto obligados a buscar un plan de vacaciones más barato debido al aumento de precios generalizado que ens han portat governants com la Colau. Però a ella no li afecta, ans al contrari: sus vacaciones ya está al nivel de la burguesía pija que criticaba para acceder al poder.

Pere Aragonès de cenorra en Menorca. La Rahola Martínez y sus amigos lazis (incluida la tieta barbuda Cuixart Navarro) chapoteando en la piscina de su torre de Cadaqués. I ara la Colau al pijovergent club privat de la Cerdanya. Fan lo que deien que no farien mai. Practiquen lo que critiquen. Viven como rajás a nuestra costa, pero espanyansroba. Se lo pagamos nosotros. Como el chalet de Pablo Iglesias, la casa en Urús de Oriol Pujol o la escuela internacional de los hijos de Junqueras.

Benvinguts a Catadisney, pringats.

Dolça i tartufesca Catalunya…

 



Categories: Huid del nacionalismo

Tags: Ada Colau, Cerdaña, Tartera

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.