Politics

Putin pone en alerta a las fuerzas nucleares rusas

El presidente ruso, Vladimir Putin. / AFP

«Ordeno a los ministros de Defensa y al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas que pongan las fuerzas de disuasión del Ejército en régimen especial de servicio de combate», señala el presidente ruso

En medio de la confusión más absoluta a la hora de designar el lugar de encuentro de las delegaciones de Rusia y Ucrania para tratar de alcanzar un alto el fuego y negociar la oferta de «neutralidad» lanzada por el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, el máximo dirigente ruso, Vladímir Putin, echaba más leña al fuego anunciando, durante un encuentro con su ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, la puesta en estado de máxima alerta de las fuerzas nucleares del país.

«Ordeno a los ministros de Defensa y al jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas (Shoigú y Valeri Guerásimov) que pongan las fuerzas de disuasión del Ejército ruso en régimen especial de servicio de combate», le dijo Putin al titular de Defensa y a Guerásimov. Explicó que tal medida es la respuesta a las «declaraciones agresivas» de los líderes occidentales y a las «ilegítimas sanciones» impuestas a Moscú por Estados Unidos, la Unión Europea, Reino Unido y Canadá.

El jefe del Kremlin puntualizó que «los países occidentales no solo son hostiles a nuestro país en el ámbito económico, y con esto me refiero a las sanciones ilegítimas, sino que altos funcionarios de los principales países de la OTAN también se permiten declaraciones agresivas contra nuestro país». En su discurso del pasado día 24, cuando dio orden de iniciar la «operación especial» contra Ucrania, Putin ya blandió las armas nucleares como advertencia a quienes intenten llevar a cabo cualquier tipo de acción para impedir la invasión o ayudar militarmente a Ucrania enviando sus tropas a luchar.

La web del Ministerio de Defensa ruso explica el significado de «régimen especial de servicio de las fuerzas estratégicas» subrayando que «la base del potencial de combate de las Fuerzas Armadas rusas, se ha diseñado para disuadir de una agresión contra la Federación Rusa y sus aliados, así como para derrotar al agresor en una guerra usando varios tipos de armas, incluyendo las nucleares».

Abris conversaciones

Mientras tanto, tras de desconvocarse la reunión por desacuerdos sobre el lugar para su celebración y después de una conversación telefónica de Zelenski con su homólogo bielorruso, Alexánder Lukashenko, cuyo país hoy vota un referéndum constitucional, ambos acordaron que el encuentro tenga lugar esta misma tarde en la frontera de los dos países, junto al río Prípiats.

El Kremlin aceptó el viernes la oferta de diálogo de Zelenski y parecía que no iba a cuajar debido a que la ofensiva rusa no cesa y a las discrepancias sobre el sitió en donde tendría lugar. Primero se habló de Minsk, la capital de Bielorrusia, y luego de Gomel, ciudad también bielorrusa. Pero en Kiev declinaron ambas sedes por considerar que Bielorrusia está involucrada en el conflicto.

En el frente de batalla, los combates más encarnizados se produjeron hoy en la ciudad de Járkov, la segunda más importante del país, después de Kiev. Parecía que era cuestión de horas que esta localidad del este de Ucrania cayera en manos de las tropas rusas. Sin embargo, su gobernador, Oleg Sinegúbov, acaba de asegurar en las redes sociales que «Járkov está totalmente bajo nuestro control (…) estamos eliminando al enemigo».

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.