Politics

Queralt Castellet, plata en snowboard ‘Halfpipe’

Queralt Castellet. / Reuters

Pekín 2022

En sus quintos Juegos, la catalana consigue por fin la medalla que le faltaba, solo por detrás de la estadounidense Chloe Kim

PABLO M. DÍEZ ENVIADO ESPECIAL A ZHANGJIAKOU (CHINA)

Era la medalla que le faltaba y había venido a por ella a Pekín 2022, sus quintos Juegos Olímpicos de Invierno. Con un ejercicio muy sobrio y elegante, la catalana Queralt Castellet ha ganado este jueves la medalla de plata en snowboard ‘Halfpipe’, cumpliendo por fin un sueño deseado desde su debut olímpico en Turín 2006 que se quedó a las puertas hace cuatro años en Pyeongchang.

Con la lección bien aprendida y una concentración a prueba del coronavirus, Castellet ha conseguido subirse al podio solo por detrás de la campeona estadounidense Chloe Kim, que revalida su trono olímpico. Y, lo más importante, por delante de la japonesa Sena Tomita, que se llevó el bronce, y de la china Cai Xuetong, campeona del mundo en 2015 y 2017 y una de las principales aspirantes a medalla por competir en casa.

Aunque sus rivales empezaron muy fuertes en la primera manga, en la que Chloe Kim tomó el liderazgo al marcar su máxima puntuación (94.00) y Castellet se quedó descolgada en la séptima posición con un ejercicio muy conservador que solo le dio 69.25 puntos, salió a por todas en la segunda. Mientras Chloe Kim, consciente de su ventaja, optaba por arriesgar para lucirse y se caía en su segundo y tercer intento, Castellet giraba con prestancia sobre el medio tubo, como flotando ingrávida en el aire, y clavaba sus caídas sin tambalearse ni un milímetro. Con una puntuación de 90.25, fue la mejor de dicha manga y escaló hasta la segunda plaza, seguida muy de cerca por la japonesa Tomita mientras la china Cai se quedaba rezagada por un pequeño traspié al arriesgar demasiado.

En la tercera y última ronda, Castellet volvió a demostrar sus nervios de acero y no falló, marcando la segunda mejor puntuación (78.25) mientras Tomita sufría una aparatosa caída cuando forzaba la máquina en busca de la plata y Kim volvía a irse al suelo al intentar una filigrana sabedora de que el oro ya era suyo. Por su parte, la china Cai Xuetong se desequilibraba de nuevo en su último aterrizaje y se quedaba fuera del podio, para frustración del selecto grupo de invitados permitido en la pista Secret Garden de Zhangjiakou. Entre ellos destacaba Eileen Gu, la campeona de esquí acrobático nacida en San Francisco que ha renunciado a Estados Unidos para competir por China, el país de su madre.

Eufórica, Castellet se abrazaba a Chloe Kim y Sena Tomita al haber cumplido por fin un sueño perseguido desde hace 16 años, la mitad de su vida. Con 32 años ya, la «rider» de Sabadell llegaba a Pekín en su mejor momento de forma tras haberse subido al podio en todas las competiciones de esta temporada. Tras ganar el año pasado el bronce en los Mundiales de Aspen, un metal que se sumaba a la plata lograda en 2015, volvió a demostrar su poderío en la cuenta atrás para viajar a China. En diciembre, en la prueba de «superpipe» disputada también en EE UU dentro del torneo Dew Tour en Cooper Mountain, acabó segunda y, a finales de enero, repitió ese mismo puesto en el ‘halfpipe’ de los X Games.

Veterana de los Juegos Olímpicos de Invierno y abanderada en dos ocasiones, la última la semana pasada en «El Nido» Pekín, Castellet pone el broche a una carrera brillante dándole a España su primera medalla de esta cita. Tras debutar en los Juegos de Invierno de Turín 2006, donde acabó en el puesto 26, fue escalando posiciones en Vancouver 2010 (12º) y Sochi 2014 (11º) hasta acabar séptima y conseguir un diploma olímpico en Pyeongchang 2018. Una progresión ascendente que ha concluido con esta plata en Pekín 2022.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close