Politics

si la izquierda suma un escaño más que él habrá “un Gobierno Frankenstein”

Publicado

Actualizado

“Si todo este conglomerado de izquierdas del PSOE con siete partidos más tiene un escaño más que nosotros no dudéis de que en Andalucía habrá un gobierno Frankenstein como en España”. El candidato del PP a revalidar la presidencia de la Junta, Juanma Moreno, ha alertado este domingo a los suyos desde Jerez de la Frontera contra los triunfalismos. El gobernante centrista pretende evitar a toda costa la desmovilización de votantes de centro derecha: “Me estoy encontrando a muchos que me dicen que esto está ganado y que vamos a arrasar, no es así”.

El tajante mensaje de Moreno, sobre que las opciones son elegir entre él o un gobierno del PSOE y la izquierda radical, no deja abierta puerta alguna a la posibilidad de que Vox le apoyara, en caso de que toda la izquierda sacara un escaño más que el Partido Popular. Pretende huir de dicho escenario, si se tiene en cuenta que su estrategia es presentarse como una opción política que puede gobernar en solitario, mediante la abstención de Vox o el PSOE en la sesión de investidura.

Lo más claro que tiene el barón autonómico andaluz es que si fracasa en su primer objetivo (conseguir un escaño más que toda la izquierda junta) le será imposible gobernar al estilo Ayuso, sin Vox en el Ejecutivo, porque no estará en posición de mantener a distancia a los de Santiago Abascal, como le pasó en Castilla y León a Alfonso Fernández Mañueco.

Durante la presentación de los 109 representantes del PP que concurren en las ocho provincias andaluzas, Moreno ha insistido en lo tentador que puede ser “un día de playa”, como el que puede presentarse el domingo 19 de junio, así como otros planes de ocio que no contemplen acercarse a las urnas.

Como en otras ocasiones previas, Moreno ha vuelto a pedir el voto a electores del PSOE. “Sé que les molesta que lo haga a las élites y cargos del Partido Socialista”, ha dicho tras el malestar expresado este sábado por su máximo rival en la izquierda, Juan Espadas.

Este domingo el presidente de la Junta ha ido más allá al dirigirse no sólo a votantes socialistas en conjunto, sino a aquellos que depositaron su confianza en Pedro Sánchez y ahora están defraudados con sus políticas. Ha sido una forma de introducir la política en clave nacional en esta precampaña, a pesar de que desde el cuartel general del PP-A se aseguró que se huiría de confrontar con Moncloa. Sin embargo, fuentes populares reconocen a Vozpópuli que parte de la estrategia del candidato es captar a votantes moderados, de centro izquierda, desencantados con las “políticas radicales” de Sánchez en coalición Unidas Podemos y sus socios independentistas, nacionalistas y filoetarras de Bildu.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close