Politics

“Solo me la juego yo”

Luis Tudanca y Francisco Igea intercambiaron algún reproche, pero el objetivo común era el candidato que estaba entre ambos: Alfonso Fernández Mañueco. El presidente en funciones de Castilla y León recibió, durante dos horas, ataques a su derecha y a su izquierda por el adelanto electoral, “ordenado desde Madrid”, como le espetaron, y por un pacto con Vox que en la jornada previa ya avalaron Isabel Díaz Ayuso y María Dolores de Cospedal.

El dirigente del PP, que insistió una y otra vez en que su objetivo es gobernar en solitario, tratando de alejar de esta forma cualquier entendimiento con los de Abascal, tuvo que escuchar, desde el minuto 1, reproches por parte de sus dos oponentes por ese hipotético acuerdo. Si el primer debate fue una guerra entre Mañueco y Sánchez, de la que salió beneficiado Igea, este segundo se convirtió en un juicio al actual presidente por su futuro pacto de gobierno.

Tanto Tudanca como Igea abrieron fuego en ese sentido sin tener que esperar al quinto y último bloque, referente a los pactos postelectorales. Ya en el segundo, dedicado a servicios sociales y dependencia, se produjeron los primeros reproches contra Mañueco por querer pactar con un partido que, como recordaron los candidatos de PSOE y Cs, “va a exigir la derogación de la ley de protección contra la violencia de género.

En este bloque, Mañueco e Igea se enzarzaron, al estilo Ayuso e Ignacio Aguado en la Comunidad de Madrid, por la gestión de las residencias. El presidente en funciones reivindicó que Castilla y León era la comunidad autónoma con más ancianos en estos centros, algo que fue utilizado por Igea para echarle en cara que esa era la apuesta del PP frente a la inversión para una mejor asistencia sanitaria y en el hogar.

Doble veto Mañueco-Igea

Los que fueran socios de gobierno hasta diciembre protagonizaron, durante todo el debate, un durísimo enfrentamiento que se tensó aún más en el ya citado quinto y último bloque, sobre los pactos postelectorales.

En este punto, Mañueco e Igea protagonizaron un intercambio de vetos cruzados. Así, el candidato de Ciudadanos apostó por formar un gobierno “centrado y estable” para “sacar a los extremos de los debates”. No descartó pactos con PP o PSOE, pero advirtió que “no podemos aceptar la deshonestidad” y, refiriéndose a Mañueco, dejó claro que “hay una persona que está excluida”.

Los tres candidatos, junto a sus asesores, en un descanso durante el debate. // EFE

La respuesta del candidato del PP no se hizo esperar, acusando directamente a Igea de haber provocado el adelanto electoral: “Estamos aquí porque al señor Igea solo le importa el señor Igea. Es necesario un gobierno en solitario sin egos, que haga frente a los chantajes. Quiero gobernar sin hipotecas”.

Los argumentos de Mañueco, sin embargo, fueron rebatidos por Mañueco, que le acusó de ser una herramienta de Pablo Casado y de Génova: “A usted le han usado para resolver la disputa entre Casado y Ayuso. Les van a dar una lección en Castilla y León. O gobierna el PP con Vox o gobierna el Partido Socialista”. El líder socialista, además, afirmó que en estos comicios se la jugaban tanto Casado como Mañueco.

En estas elecciones, me la juego yo en Castilla y León, no Pablo Casado

Ante esa acusación, Mañueco pronunció una de las frases más destacadas del debate, protegiendo a Pablo Casado de un mal resultado en Castilla y León el próximo domingo: “En estas elecciones, me la juego yo en Castilla y León, no Pablo Casado“.

En el turno de réplica, Igea anunció que Ciudadanos buscaría un acuerdo amplio a la alemana -“en vez de hablar bien de Merkel, sería bueno actuar como Merkel”- para “no repetir elecciones”, mientras que Tudanca aprovechó para cargar contra el candidato de Cs: “Usted solo se ha indignado cuando le han dejado sin vicepresidencia“.

Sánchez y los fondos europeos

A pesar de que en este segundo debate los tres candidatos presentes priorizaron la política regional a la nacional, Mañueco aprovechó algunas fases del mismo para volver a cargar contra Sánchez. Sobre todo, en lo referido a la política fiscal del Gobierno y a la gestión de los fondos europeos.

Usted y Sánchez están inhabilitados para la economía. Sánchez ningunea a esta tierra y usted la condena

El actual presidente en funciones también acusó al Ejecutivo central de tener prevista la aprobación de los peajes en las carreteras y haber aplazado la medida por el adelanto electoral en Castilla y León. En este punto, Mañueco no dudó en repartir ataques entre Sánchez y Tudanca: “Usted y Sánchez están inhabilitados para la economía. Sánchez ningunea a esta tierra y usted la condena“. 

Igea, por su parte, volvió a reivindicar la gestión de sus consejeras de Sanidad y de Empleo de Ciudadanos: Verónica Casado y Ana Carlota Amigo, respectivamente.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close