Politics

Un libro sobre la burguesía catalana dice que la culpa del prusés fue de Madrid

Aquests nacionalistes no surten del bucle.

Manel Pérez (sisplau desaburgesi’s al catalanitzador de cognoms) es uno de los responsables de la sección de economía en La Vanguardia del Règim. Al llepasubvens parece que no le gustó el discurso del rey para frenar el golpe de Estado nacionalista, porque «espoleó el pánico bancario» y no dijo «ni una palabra de comprensión hacia 2,3 millones de personas que han ido a votar pacíficamente a pesar de los golpes de la policía». Para Pérez no eran golpistas que estaban quebrando nuestra convivencia, y los malos eran la policía. Recuerde: Pérez se lamenta de los fracasos económicos catalanes desde el medio de comunicación que más he hecho para procurarlos… con el dinero de nuestras subvenciones.

Pérez acaba de publicar La burguesía catalana, retrato de la élite que perdió la partida. Es tracta d’una crònica sobre l’actuació de la burgeseria durant el prusés. Su tesis es que, aunque este clan lleva 1 siglo en decadencia y se ha acelerado durante el prusés, sigue manteniendo autoridad social y política.

Nos cuenta Pérez que en los primeros 2000

«las élites económicas [catalanas] empezaron a manifestar su descontento y, en este sentido, anticiparon la indignación social moldeándola en torno a la denuncia de las arbitrariedades de un poder central volcado en consolidar la hegemonía de la gran metrópoli. Esa misma capital que ahora exige más poder que el resto de los territorios en el Gobierno y en el seno de los grandes partidos. Una parte de la sociedad catalana, en especial de sus élites económicas y amplias capas de las clases medias urbanas, expresó a través del prusés su rechazo impotente ante la consumación irreversible de ese plan. Madrid acaparaba los beneficios y el poder, absorbía actividad económica y capacidad fiscal, retroalimentándose y presionando sobre la periferia española; a toda ella, es cierto, pero mientras para una gran mayoría de esos territorios se trataba de una realidad ancestral, en el caso de Cataluña era un hecho relativamente nuevo, sobrevenido».

S’entén, oi? Madrid es mejor porque la ayudan desde el poder. Madrit acapara. Madrit ens roba. Madrit ens absorbeix. Culpademadrit. Centralisme. Ensvolenaixafar. Ensvolenpressionar. La resta d’Espanya són esclaus i no se n’adonen, però els catalans somcollonuts i els més llestos i lliures d’Espanya. En resumen: el prusés es culpademadrit. Esclarecedor análisis, sr. Pérez.

Según Pérez la situación actual de la burguesería (la caricatura de lo que fue la burguesía) catalana:

«el sector mayoritario y más influyente de la burguesía catalana se ha ratificado en la idea de que la última década ha sido una pesadilla. (…) Su esperanza reside en recomponer la antigua centroderecha catalanista moderada (…) Del tronco principal de la élite se ha desgajado un sector minoritario pero socialmente influyente e imbuido  del sentimiento de representar al verdadero burgués catalán. Este grupo se alineó con el prusés hasta las agitadas vísperas de la proclamación parlamentaria de Carles Puigdemont que desencadenó la crisis final de octubre de 2017 (…) Ha abrazado abiertamente y sin complejos la idea de la independencia, pero atemperándola con el rechazo de cualquier posible unilateralidad».

O sea, la solución es que vuelva CiU, que vuelva Pujol sisplau. Regreso a los 80 y repetición del bucle que ha arruinado a Cataluña. No hay nuevas ideas, no hay autocrítica, no hay análisis de la realidad, no hay visión de futuro, no hay propuestas nuevas. El món ha canviat, però la burgeseria i els llepasubvens a sou segueixen als anys 80 i el 3-5-10%.

¿Alguna mención a su jefe, el burgués Conde de Godó? ¿A la actitud de sus medios (La Vanguardia, RAC1000 Colinas) promoviendo el prusés y la ruina económica y moral de Cataluña? Nastic de plastic.

Conclusió del llibre? Dictamen sobre l’actuació de la burgeseria durant el prusés, les seves responsabilitats, la seva rendició de comptes? No lo busque porque no está. El libro no tiene conclusión. No concluye nada. Quizás porque no sabe. O porque quiere seguir cobrando. Vagi vostè a saber.

Durante el prusés la burgeseria catalana lo hizo fatal, sr. Pérez. Pero el periodismo xarnacionalista todavía peor. La casta no té remei.

Dolça i aburgesada Catalunya…



Categories: Economía

Tags: Burguesía, Madrid, Manel Pérez

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close