Un vídeo de vehículos militares rusos dentro de la central nuclear de Zaporiyia dispara la tensión

Camiones en el interior de la central nuclear.

En los últimos días Ucrania y Rusia se culpabilizan mutuamente de llevar a cabo una serie de ataques contra las instalaciones

R. C.

Un vídeo analizado por la cadena estadounidense ‘CNN’ y el periódico ‘The New York Times’ muestra la presencia de vehículos militares rusos dentro de las instalaciones de la central nuclear de
Zaporiyia. En concreto, se encuentran en una sala de turbinas conectada a uno de los reactores de la planta atómica, la más grande del continente, controlada desde marzo por las tropas rusas. Cada sala de turbinas -hay seis en total- está conectada y construida en un gran edificio que alberga un reactor nuclear.

Las imágenes llevaban varios días circulando por las redes sociales pero no ha sido hasta este viernes cuando los medios estadounidenses las han geolocalizado y certificado su autenticidad. No obstante, se desconoce cuándo fueron grabadas. En todo caso, Moscú afirma que la presencia militar está relacionada exclusivamente con el mantenimiento de la seguridad en las instalaciones.

En la secuencia se puede observar hasta cinco camiones, uno de ellos con la ‘Z’ -símbolo a favor de la invasión- pintada. Junto a ellos se ven unas infraestructuras que aparentan ser tiendas de campaña. Según la ‘CNN’, no está claro si esas estructuras pertenecen al ejército ruso o tienen alguna relación con el trabajo de la propia planta.

El vídeo llega en un momento de máxima tensión en torno a la central nuclear. Moscú y Kiev se acusan mutuamente de llevar a cabo una serie de ataques contra la planta, lo que podría desencadenar una catástrofe a escala global. El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha advertido en repetidas ocasiones, la última
este jueves, que ambas partes están
«jugando con fuego» y que un ataque en las instalaciones sería «un suicidio».

Las instalaciones, situadas en la ciudad de Enerhodar, se encontraban antes de la guerra conectadas al sistema eléctrico ucraniano por medio de tres líneas. Los rusos, cuando la ocuparon, desconectaron dos de ellas, lo cual entraña un gran peligro, ya que si se corta del sistema definitivamente las instalaciones quedarían expuestas.

Cambiar la narrativa

«Hay informaciones de que los ocupantes rusos prevén detener el funcionamiento de los reactores y cortar las líneas de suministro del sistema de energía ucraniano», ha indicado este viernes en Telegram la empresa ucraniana Energoatom. Según esta operadora, los militares rusos estarían buscando suministro para unos generadores a base de diésel que, supuestamente, empezarán a funcionar después de que se hayan apagado los reactores, y también habrían limitado el acceso del personal al sitio.

Según el ‘think tank’ estadounidense
Institute for the Study of War, el vídeo de los camiones militares «puede indicar que las fuerzas rusas están preparando las condiciones para generar un provocación en la planta y cambiar la narrativa informativa para culpar a Ucrania de cualquier movimiento que se produzca en el territorio de la planta».

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, al igual que Guterres, ha pedido que se desmilitarice la zona. Una propuesta que el Kremlin califica de «inaceptable» porque considera que haría «más vulnerable» a la planta.

Source link

Un vídeo de vehículos militares rusos dentro de la central nuclear de Zaporiyia dispara la tensión

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Scroll to top