Politics

Vea el salvaje acoso nacionalista a las víctimas del 17-A

Quina bogeria. Quina vergonya.

El 17 de agosto de 2017 terroristas yihadistas de Ripoll, integradísimos en la Cataluña lazi (uno de ellos hasta acudía a las manifestaciones de la ANC), asesinaron a 16 personas e hirieron a un centenar en Barcelona y Cambrils.

La Generalitat ho va voler aprofitar per reforçar el butifarrèndum-2 que tenia preparat per l’1-octubre. Se prohibió a la Guardia Civil y la Policía Nacional que intervinieran y se orientó todo a meter una idea en la opinión pública: somcollonuts, jasomunestat, i culpadespanya. Joaquim Forn, el “talibán” y delincuente cap polític dels Mossos d´Esquadra, con los cuerpos calientes diferenció entre víctimas “catalanas y otras dos con nacionalidad española”.  Intentaron convertir la manifestación antiterrorista y de apoyo a las víctimas del 26 de agosto de 2017 en un acto más del prusés lazi. La ANC repartió miles de carteles con eslóganes de odio a España, la última culpable de la masacre de las Ramblas: «Queremos paz, no vender armas», «Felipe, quien quiere la paz no trafica con armas», «Mariano, queremos paz no venta de armas», «No a la islamofobia», «Imagina un país que no venda armas». 

Els nacionalistes no es van manifestar per recolzar les víctimes i protestar contra els jihadistes; ellos iban para hacer política nacionalista. Y de paso «no a la islamofobia», porque la culpa de los 16 muertos fue de los islamófobos; però la hispanofòbia está molt bé. Durante la mani se pudo ver a nacionalistas rompiendo letreros solo porque estaban en español:

El periodista inglés Matthew Bennett entendió perfectamente de qué iba el tema:

La Repubblica, diario italiano, també va copsar que l’objectiu del nacionalisme era utilizar la sang per avançar els seus objectius polítics. «Nacionalismo sin solidaridad», tituló:

Sin embargo, la realidad fue que los catalanes llenamos Barcelona para apoyar a las víctimas y advertir a los yihadistas:

Però la manipulació nacionalista no va acabar fa 5 anys. Desde entonces el bulo lazi de que el atentado fue culpadespanya sigue difundiéndose desde la Generalitat:

Ayer se celebró el homenaje a las víctimas, que fueron pronto abandonadas por la Generalitat, obsesionada por el prusés. Así lo confesaba hace muy poco el mismo Trapero, mayor de los Mozos:

«La respuesta de la sociedad no estuvo al nivel de otros países (…) [el conflicto político lo tapó todo] Sí, es así, de forma total«.

En el acto se presentaron los lazis para boicotearlo e impedir hasta el minuto de silencio. La cosa, como puede ver en el vídeo que encabeza la entrada, acabó con insultos, acoso y zarandeos a las víctimas, mientras los nacionalistas gritaban:

«¡Al Es-Satty [imán de Ripoll y organizador del atentado] nos lo ha traído el CNI de Aspanya!. ¡Yo soy víctima del terrorismo, sí! ¡Porque soy catalán! ¡Y vinieron aquí a matar catalanes! ¡Burros, que sois una panda de burros! ¡Os matarán y todavía le lameréis el culo a los asesinos! ¡Defender el fascismo, aquí!  ¡Vinieron a matar catalanes! (…) ¡Tú eres un puta aspanyol de merda!«.

Els assetjadors van ser justificats després per la presidenta del parlamentet català, Laura Borràs, hoy procesada por corrupción. Això és el nacionalisme: la ideología por encima de las personas.

Benvingus a Catadisney.

Dolça i miserable Catalunya…



Categories: Pura raça

Tags: 17-A, Atentado yihadista, Laura Borràs, Ramblas

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.